EL PAíS › HOY HABRA UNA MANIFESTACION DE LOS DESPEDIDOS FRENTE AL CENTRO CULTURAL

Cesantía para 600 trabajadores en el CCK

Alrededor de 600 trabajadores del Centro Cultural Néstor Kirchner permanecen en estado de alerta por las bajas de sus contratos, confirmadas ayer por Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios Públicos. Lombardi, que todavía no se reunió con los afectados ni les dio explicaciones más que por los medios y redes sociales, justificó los despidos alegando que los convenios del 85 por ciento de los trabajadores se realizaban a través de universidades nacionales y no tienen “ningún nivel de organización”. Desde la asamblea de trabajadores del CCK dijeron a Página/12 que esa explicación es un “artilugio técnico” para echarlos y convocaron a una concentración en la puerta del edificio hoy a la tarde.

Lombardi precisó que los empleados que estaban vinculados directamente con el centro cultural que funciona en el edificio del ex Correo Central fueron mantenidos y que se les renovó el contrato “entre uno y tres meses”. Al mismo tiempo, los contratos efectuados por medio de las universidades nacionales de San Martín, Tres de Febrero y La Matanza fueron rescindidos, porque se trataba de “una forma absolutamente distorsiva de los procesos administrativos”, argumentó.

Nicolás Esperante, delegado de la asamblea de trabajadores del CCK, dijo a este diario que el argumento de Lombardi es una “falacia”. “Casi el ciento por ciento de los trabajadores estábamos con ese tipo de contratación que Lombardi llama ‘ilegal’. Eran muy poquitos los que tenían contrato de planta transitoria –no el 15 por ciento como él dijo– y muchos de los que conservaron tenían la misma contratación que nosotros”, explicó.

Vía Twitter, el diputado nacional y ex titular de la cartera de Planificación, Julio De Vido, se encargó de aclarar que “los convenios con las distintas universidades no son ninguna triangulación como se dijo”, sino que “se trata de convenios Estado-Estado de asistencia técnica”. Desde ATE Capital agregaron que las modalidades de contratación no son una elección de los trabajadores y que, en todo caso, ese tema “es un planteo contra el gobierno saliente”.

Por el momento conservan sus puestos alrededor de 150 empleados que, según la asamblea de trabajadores del centro cultural, corresponden a tareas de mantenimiento del edificio y recursos humanos. Según Esperante, el grueso de los despedidos está entre los gestores culturales.

En sus diversas apariciones en los medios, Lombardi agregó que el CCK “tuvo un parto prematuro” ya que “la obra está claramente sin terminar y los equipamientos de luces y sonido y los tableros eléctricos no están instalados”, por lo que concluyó que “se inauguró antes de tiempo por las necesidades políticas de la presidenta saliente”. Sobre la reapertura del centro, el funcionario macrista detalló que va a anunciar la programación artística la primera semana de marzo y avisó que el cambio de nombre “no es un tema que esté en agenda”.

Los trabajadores, que se enteraron de sus despidos a partir de una catarata de tuits nocturnos de Lombardi, reclaman que todavía no han sido recibidos por el funcionario e intentan gestionar por vía sindical una reunión. Diego Martínez, responsable político de ATE Capital, dijo a Página/12 que están en conversaciones con Gabriela Ricardes, asesora de Lombardi, y que podrían conseguir que el titular de Medios Públicos disponga una mesa de diálogo, aunque todavía no han obtenido una confirmación oficial. Por el momento, están convocadas para hoy a las 16 una asamblea y una concentración en la puerta del CCK.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.