EL PAIS › SUJARCHUK, INTENDENTE DE ESCOBAR, SOBRE LA REAPARICION DE CFK Y EL FUTURO DE LA PROVINCIA

“Las banderas no cambian”

Ariel Sujarchuk habló con Página/12 del papel del Frente para la Victoria en la oposición y del rol de los intendentes y contó detalles del encuentro que esta semana tuvieron con Cristina Kirchner. “Yo voy a trabajar para que el peronismo esté unido y fortalecido”, afirmó.

 Por Nicolás Lantos

Opacada por el cambio de signo político en nación y provincia, en diciembre pasado se produjo acaso la renovación de liderazgos municipales más importante desde el regreso de la democracia en 1983. “Somos el fruto de esa invitación a participar políticamente que nos hizo Néstor Kirchner”, asegura uno de ellos, el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk. En esa generación de dirigentes, que atraviesa transversalmente todo el arco político, se encuentra la clave para un futuro de “más diálogo” para “buscar soluciones en conjunto” y menos conflictividad política. En diálogo con Página/12, Sujarchuk consideró auspicioso el regreso a la política de Cristina Fernández de Kirchner aunque advirtió que es necesario “resignificar las banderas”, criticó a los legisladores peronistas que rompieron con el Frente para la Victoria y defendió su buena relación política con la gobernadora María Eugenia Vidal: “No podemos privilegiar las cuestiones partidarias a nuestros deberes como intendentes”, explicó.

–¿Qué novedades aportó la reaparición pública de la ex presidenta?

–Creo que la novedad que introdujo el regreso de Cristina es que cumplió con lo que había dicho al final de su mandato, que seguiría siendo una militante y eso es lo que mostró cuando reapareció después de unos razonables días de silencio. Cuando fuimos a verla los intendentes, dijo que esto no era una demostración de fuerza, si había treinta o cincuenta, eso lo dejaba para un cuadrilátero de boxeo. Que acá solo nos unía la convicción, porque no hay una chequera gubernamental detrás. Otro factor importante entre lo que dijo es que si bien todos estamos a favor de la unidad, hay que ver si esa unidad se da en torno a ideas o a personas. Yo me siento más cómodo discutiendo alrededor de ideas, y después lo de las personas vamos viendo. No se trata de acumular dirigentes sino de representar a la gente, dijo. Si juntás a todos los dirigentes pero no representas a la sociedad, la sociedad va a elegir a otro, aunque sea de otro partido. Si uno no está a la altura de las circunstancias, entonces las circunstancias te llevan puesto.

–¿Esas ideas son las mismas que fijaron el rumbo durante los doce años y medio de kirchnerismo o son otras?

–Las banderas no cambian, pero sí las circunstancias que las resignifican. Que seamos opositores y no gobierno hace que ya no podamos mirar más las cosas con la lupa del pasado sino que debemos construir una nueva lente que permita mirar las cosas desde otro ángulo. La gente busca un eje, que converge en otras ideas y no es el mismo que hubo los últimos doce años sino que es uno nuevo, hacia el futuro.

–¿Cual sería ese eje?

–Un eje que contemple una política social muy activa, de ampliación de derechos. Que muestre que se puede tener una política económica con crecimiento e inclusión y que no debe dejar afuera a los sectores medios, que no pueden no ser contemplados en esa ecuación económica. Acá la pirámide es invertida, viene de la base hacia los sectores más concentrados, y no viceversa. Necesitamos una nueva interfase para que estas ideas se decodifiquen en el conjunto de la sociedad. Reconstruir un mensaje que sea bien aceptado por los sectores populares y medios.

–¿Con qué dirigentes, organizaciones o sectores del peronismo se siente más identificado para llevar adelante esa agenda?

–Yo me siento cómodo con aquellos que quieren construir buscando la mayor base de consensos posible. Además, pertenezco a una generación que llega a la política como fruto de esta invitación que en su momento hizo Néstor Kirchner y somos muchos nuevos intendentes que pensamos así, en el caso de la primera sección la mayoría de los intendentes que ganamos en diciembre somos nuevos. Tenemos una lógica que es de gestión y de asumir un desafío nuevo y muy importante. Tenemos que ser cuidadosos con las expresiones que tenemos porque tanto la provincia como la nación pertenecen a otro signo político y, por el bienestar de nuestros representados, que no son todos del mismo partido, no podemos privilegiar las cuestiones partidarias a nuestros deberes como intendentes. Eso no significa bajar las banderas sino discutir, dialogar con todos, sin abdicar de las ideas sino buscando la mejor manera de resolver los problemas, buscando convencer, no encerrarse. Debemos ser prudentes y gestionar para nuestras localidades.

–Similar argumento dieron los legisladores que se fueron del Frente para la Victoria para votar a favor del endeudamiento con los fondos buitre...

–Creo que es un papelón lo que están haciendo los diputados y senadores nacionales y provinciales que han partido sus bloques. Ningún intendente se ha ido del Frente para la Victoria, y eso que tenemos más responsabilidades que ellos. Mientras algunos me insultan por sacarme una foto con la gobernadora diciéndome “asfaltista”, yo me reivindico como asfaltista, cloaquista, como alguien que prioriza todo aquello que lleva bienestar a Escobar. Los diputados y los senadores no tienen responsabilidad y, como decía Eva Perón, por unas monedas nos han traicionado. El fraccionamiento de la oposición beneficia siempre al oficialismo y quienes lo encabezan son funcionales a eso. Que en tan pocos días desde que asumieron hayan decidido romper demuestra que no tuvieron en ningún momento voluntad de estar unidos. Yo voy a trabajar para que el peronismo esté unido y fortalecido. En la provincia lo que viene va a ser la hora de los intendentes, porque somos los que podemos expresar la renovación de todo el arco del peronismo. El peronismo siempre ha tenido la capacidad de renovarse a sí mismo y la hora requiere un cambio de figuras. Algunos se autoproclaman candidatos desde el pasado y eso le quita al partido visión de futuro. Lo que la sociedad también votó y hay que entenderlo es que hay que pasar a una nueva etapa.

–¿Quién podría encabezar en las elecciones de 2017 al peronismo que usted imagina?

–Sería incongruente pensar ya en figuras. Primero hay que buscar las ideas y después vemos. Quiero apoyar a un candidato que siento que me representa, no que se sienta a sí mismo nacido para ser candidato.

–¿Cómo evalúa los primeros meses de gestión de Vidal?

–Hasta el momento no ha producido hechos políticos que permitan decir que se avanzó en algo. Hay que reconocer que la gestión de la provincia es compleja y arrastra problemas históricos. Sí es cierto que hay mucho diálogo. Hicimos muchas preguntas. Nos faltan las respuestas. Veo sectores del gobierno provincial que muestran mucha predisposición y otros que hasta el momento no mostraron señales de existencia. Esperamos que la gobernadora retribuya ahora el gesto que hemos tenido de acompañar el comienzo su gestión permitiendo un importante endeudamiento y nos responda con mejoras a los municipios. Nosotros tenemos problemas muy pedestres: caminos, cloacas, hospitales, escuelas; esa es nuestra prioridad.

Compartir: 

Twitter
 

Sujarchuk llegó a la intendencia de Escobar como parte de la renovación de liderazgos municipales.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared