EL PAíS › UN REPRESOR CON FALTA DE MERITO

La justicia miope

El represor santiagueño Jorge D’Amico, denunciado por los organismos de derechos humanos locales por la desaparición de tres personas antes de la última dictadura militar, está a punto de quedar fuera de la cárcel. El juez federal Angel Toledo le dictó la “falta de mérito” en la causa de Consolación Carrizo, al considerar que no existen pruebas directas para procesarlo. Aunque la fiscalía federal apeló la medida, los organismos presumen que D’Amico podría quedar en libertad porque las causas no se tramitan en forma conjunta.
De acuerdo con Toledo, “no hay ninguna persona que pueda involucrar directamente” al mayor Jorge D’Amico en la desaparición y muerte de Consolación Carrizo, una empleada doméstica perseguida por su noviazgo con un delegado de la zafra tucumana. Por esa razón, el juez le dictó la falta de mérito. La medida podría derivar en su excarcelación. Sus abogados indicaron que D’Amico lleva detenido “un tiempo excesivo” en el destacamento de Gendarmería Nacional de Santiago y en una causa “en la que no existen pruebas en su contra”.
Con varios pedidos de juicio político pendientes en el Consejo de la Magistratura de la Nación, Toledo “pronunció un fallo argumentado”, evaluó la querella. El inconveniente, sin embargo, es que “nosotros estamos hablando de que acá existió un plan de exterminio y que el ejecutor fue el Estado. En ese contexto, D’Amico era un funcionario del Estado. Si lo toma como hecho aislado, no sólo se va a ir D’Amico, se van ir todos”, explicó a este diario Antenor Ferreyra, de la APDH local. En el expediente judicial por “apremios”, “torturas” y “asociación ilícita” están acusados, además, Juárez, el ex comisario Musa Azar y ex funcionarios policiales.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.