EL PAíS › LAS HIPOTESIS SOBRE LAS CAUSAS DE LA VIOLENCIA

La bronca y algo más

 Por Raúl Kollmann

La polémica recién empieza. Los próximos pasos serán las pericias, las declaraciones testimoniales, el análisis de filmaciones y otras pruebas. Pero lo ocurrido ayer en Haedo ya disparó distintas hipótesis que barajan funcionarios, testigos y manifestantes.

1 Fue una explosión de bronca contra el servicio de trenes
Sobre ésta hipótesis no hay prácticamente dudas. El tren que debía llegar a Once a las 4 en punto llegó a las 5.30. La formación que partió de Moreno ya venía con un atraso de más de media hora y tenía serios problemas, al punto de que se incendia uno de los motores por lo que se conoce como “falta de retorno eléctrico”. En otras palabras, por la sobrecarga de motores y los cableados hay un recalentamiento que deriva en un incendio. Son numerosos testigos los que cuentan que era imposible subirse a ese tren como a uno posterior porque estaba repleto, con la gente colgada, por lo que ya los pasajeros acumulaban una hora de atraso. Cuando la formación llega a Haedo, les dicen que el tren ya no va más y que deben bajarse. Allí estalló la bronca y la violencia: los pasajeros ya no veían chances de llegar a la Capital, perdían el premio por presentismo –que en muchos trabajos es casi tan alto como el sueldo– y la furia se desató destruyendo los vidrios, poniendo papeles debajo de los asientos y encendiéndolos, con los que el fuego rápidamente se extendía por el segundo y tercer vagón. En el primero continuaba el incendio producto de la falla en el motor. Un hecho similar ocurrió recientemente en Castelar, donde también estalló la bronca, con choques violentos en Haedo mismo y en Avellaneda. Todos los periodistas que cubrieron lo ocurrido ayer coinciden en un dato: nunca vieron tanto repudio, tanto rechazo a una empresa y a la forma inhumana en la que deben viajar.

2 La hipótesis del Poder Ejecutivo: fue un sabotaje
Antes del mediodía, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, ya había hecho circular la versión de que dirigentes gremiales de oposición habían sacado parte del mecanismo eléctrico y provocaron así el fuego que luego derivó en los incidentes. A esa hora no había peritajes, por lo que la versión sólo podía provenir de la empresa concesionaria, TBA. Lo más llamativo es que acusó a dos dirigentes gremiales, Edgardo Reynoso, El Gago Reynoso, un delegado de la lista de oposición de la Unión Ferroviaria, y Ricardo Vivas, un ex ferroviario de oposición de La Fraternidad. Reynoso pertenece al Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), cuyo referente más conocido es Vilma Ripoll. Vivas también fue adherente a esa fuerza. En los largos años de existencia del MST y de la lista de oposición en el Sarmiento, nunca hubo una acusación por sabotaje ni ese partido apareció involucrado en actos como el de ayer. Otros funcionarios dijeron que había dos militantes con el chaleco del Movimiento Todos por la Patria (MTP), la organización que protagonizó la toma del cuartel de La Tablada. No existe un solo dato sobre la reaparición del MTP ni se registra manifestación alguna en la que hayan aparecido personas con banderas o chalecos del MTP.

3 El origen de los saqueos
En el Gobierno también se sostiene que los saqueos fueron protagonizados por elementos organizados. Numerosos testigos, en cambio, sostienen que los trenes repletos provenían de zonas, como Moreno o Merlo, en las que se convive con la marginalidad y la violencia. No puede descartarse que, de un total de más de mil pasajeros que quedaron varados, unos cien hayan aprovechado la oportunidad –sin policía cerca (ver aparte)– para descargar su bronca, destruyendo vidrieras y quedándose con mercancías tan elementales como sandwiches, cervezas y golosinas. Hubo un caso llamativo: cuando los manifestantes dan vuelta el patrullero, uno de los participantes se quedó con un chaleco antibalas y otro con una pistola 9 milímetros. El primero se puso el chaleco y lo mantuvo puesto dos horas, por lo que cuando llegaron las fuerzas federales lo detuvieron. Al de la pistola le ocurrió algo similar. Ninguna organización actúa con semejante torpeza.

4 Las bombas molotov
El Poder Ejecutivo y, también lo señalan varios testigos, sostiene que hubo personas que arrojaron botellas con combustible, una especie de bombas molotov, dentro de los vagones, lo que produjo el incendio de varias unidades. Esos testimonios son posteriores a los hechos iniciales que ocurrieron a las 9 y refieren al fuego provocado en los vagones estacionados en la estación. Eso sucedió a las 11.30. Por ello, la hipótesis es que en ese momento podrían haber intervenido militantes de organizaciones pequeñas y violentas –se menciona en concreto a Quebracho– que, viendo las imágenes por televisión, tuvieron tiempo para acercarse. El Ministerio de Seguridad bonaerense admite que no se le encontró ninguna bomba molotov a ningún detenido, aunque el ministro Arslanian aseguró que en un intento de quemar vagones en la estación Moreno fueron detenidas dos personas que habrían declarado que les pagaron 20 pesos por quemar vagones. Arslanian también mencionó que en Haedo una persona llevaba una botella de combustible en una mochila. Habrá que ver si de los peritajes de los bomberos, las declaraciones de detenidos y testigos y de las pruebas que se recolecten salen evidencias que sostengan la hipótesis de que militantes de alguna organización vieron la oportunidad para provocar mayor convulsión.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.