EL PAíS › LOS SEIS GOBERNADORES RADICALES DISCUTIERON SU ROL

Con la Rosada como espejo

Cobos, Colombi, Zamora, Nikisch, Saiz y Brizuela del Moral debatieron su relación futura con el Gobierno y el papel del radicalismo parlamentario. Llamado a la “oposición racional”.

Tras el dispar resultado en las elecciones de octubre, los seis gobernadores radicales se reunieron ayer por iniciativa del mendocino Julio Cobos para discutir el rol que deberá ocupar la UCR frente al Gobierno. “Estamos viviendo épocas de cambio y requiere nuevas realidades políticas. En la UCR queremos brindarle al Gobierno una oposición racional y constructiva”, dijo Cobos en una declaración consensuada. Los gobernadores se mostraron unidos a pesar de que algunos trazaron alianzas con el kirchnerismo mientras que otros lo enfrentaron en las elecciones. Ayer hasta los más opositores se moderaron y ninguno cerró la puerta a la posibilidad de que el Gobierno incorpore a algún funcionario de la UCR.
En la Casa de Mendoza, donde debatieron durante más de tres horas, hubo diferencias entre quienes buscan un perfil opositor, como Miguel Saiz (Río Negro) o Roy Nikisch (Chaco), y quienes se plantean un acercamiento al Gobierno: el propio Cobos, junto a Eduardo Brizuela del Moral (Catamarca), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Ricardo Colombi (Corrientes). El gobernador de Tierra del Fuego, Jorge Colazo, no fue invitado porque está suspendido por un juicio político y, por si fuera poco, abandonó la UCR para pasarse al Frente para la Victoria. A pesar de sus diferencias, los gobernadores negociarán en conjunto mayores fondos para sus provincias en el Presupuesto 2006. Para esto, el titular del bloque de Diputados, Horacio Pernasetti, se reunió en paralelo con los ministros de Hacienda provinciales.
La esquizofrenia radical frente al Gobierno seguirá sin resolverse: mientras los gobernadores plantean una “oposición racional”, en la elección de autoridades nacionales del 1º de diciembre, todo indica que asumirá como presidente de la UCR el ex gobernador mendocino Roberto Iglesias, un acérrimo antikirchnerista. “Lo vamos a apoyar, aunque puede ser que no comparta mi visión”, sostuvo Cobos. Para el bloque de diputados radicales, también suena un candidato poco conciliador: el actual titular de la UCR, Angel Rozas. “Rozas ha tenido un perfil netamente opositor, pero a partir de las nuevas circunstancias, Rozas puede recomponer su relación (con el Gobierno) o no. Hay cosas que pueden tener cambios o mutarse”, sostuvo Nikisch, quien junto a Saiz, moderó su discurso sobre el Gobierno. “No hay divergencias ni dobleces entre nosotros. Con los intendentes, diputados y senadores haremos un replanteo para lograr algo que le hace falta a la democracia: un partido de oposición constructiva”, destacó Nikisch. “Apoyaremos lo que creemos que es transformador y criticaremos aquello con lo que tengamos diferencias”, dijo Saiz, que perdió la elección contra el kirchnerismo en su provincia.
Por su parte, los gobernadores más cercanos a Néstor Kirchner tampoco plantearon, de momento, una alianza de cara al 2007. Brizuela del Moral tiene buena relación con el Presidente, aunque sufrió una derrota en Catamarca frente al Partido para la Victoria. Consideró que no se debe llegar “a las medidas extremas” de unirse en un partido con el kirchnerismo ni ser una oposición cerrada. Zamora, que abrió sus listas a los candidatos K, afirmó: “En lo que coincidimos todos es que queremos que nuestro partido tenga una posición constructiva. Eso nos une más allá de que hayamos tenido o no alianzas con el kirchnerismo. Vamos a respetar la diversidad de los diferentes radicalismos de cada provincia”.
Por el contrario, Colombi, que tiene una coalición de gobierno con el PJ, aseguró que “en nuestro caso tenemos un acuerdo desde 2001 y mal no nos ha ido. Es un modelo interesante para ser analizado por la UCR”. En diciembre dejará el sillón de gobernador a su primo, Arturo Colombi, y ocupará una banca en diputados. “Hemos llegado a una posición muy inteligente y racional. No estamos por la oposición por la oposición misma. Somos mesurados”, aseguró.
El anfitrión, Cobos, es uno de los más cercanos al Presidente. Si bien es gobernador, no maneja la estructura partidaria de su provincia, en manos de Iglesias, que frenó una alianza con el kirchnerismo en las elecciones de octubre. Cobos piensa en formar un partido de centroizquierda, al estilo de la Concertación chilena. “Debemos agrupar a todas las fuerzas progresistas”, sostuvo Cobos, que imagina dentro de ese partido, además de la UCR, al socialista Hermes Binner y, por supuesto, al kirchnerismo. Ayer dejó abierta la posibilidad de que se incorpore un funcionario radical al Gobierno: “Eso me parece que no es un compromiso partidario. Si la Nación está demandando gente capaz, bueno... hay que brindarla”, dijo. E intentará que algo de ese perfil se transmita a los cargos partidarios y parlamentarios. Si bien el encuentro busca rescatar a la UCR de la fragmentación en la que está envuelta, el centenario partido continúa muy lejos de recuperar incidencia a nivel nacional.

Informe: Werner Pertot.

Compartir: 

Twitter
 

Gerardo Zamora, Eduardo Brizuela del Moral, Julio Cobos, Roy Nikisch, Ricardo Colombi y Miguel Saiz.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.