EL PAíS › RESTRINGEN EL INGRESO A LA LEGISLATURA A LOS FAMILIARES DE LAS VICTIMAS

Una platea con la capacidad limitada

Después de los incidentes de anteayer, los legisladores dispusieron que sólo 10 familiares de las víctimas de Cromañón ingresen a la Legislatura para presenciar la votación por la cual se decidirá si se enjuicia a Aníbal Ibarra. Los familiares respondieron que si no entran todos, nadie lo hará. Ibarra acusó al macrismo de querer dar un “golpe institucional”.

 Por Santiago Rodríguez

La mayoría de los familiares de las víctimas de República Cromañón quedará afuera de la sesión de la Legislatura del próximo lunes en la que se determinará si corresponde o no someter a juicio político a Aníbal Ibarra y sólo diez podrán ingresar al recinto en representación de los demás. Así lo resolvieron ayer los legisladores con el propósito de evitar que se repita el escenario de anteanoche, cuando la Sala Acusadora se aprestaba a definir el futuro del jefe de Gobierno y los padres impidieron la votación ante la falta del número de adhesiones necesarias para enjuiciarlo. La decisión fue cuestionada por los familiares y no se descarta que por más que tengan una presencia limitada, no vaya a plantearse algún inconveniente durante el debate, en el que no habría variaciones, en principio, en las posiciones a favor y en contra de Ibarra. El jefe de Gobierno insistió en denunciar que el macrismo pretende dar un “golpe institucional”.
El próximo lunes sólo entrarán diez familiares de las víctimas de Cromañón a la Legislatura por la conclusión a la que llegaron muchos legisladores mientras participaban del debate que el jueves a la noche naufragó en medio de incidentes por la falta de los votos suficientes para la apertura del juicio político al jefe de gobierno: que en esas condiciones es imposible sesionar.
La decisión de dejar afuera al grueso de los padres se tomó durante una reunión de titulares de bloque que el vicepresidente primero de la Legislatura, Santiago de Estrada, convocó para establecer en qué condiciones reanudar la sesión y cómo garantizar la seguridad necesaria. “Excepto los diez familiares autorizados, no va a ser posible el ingreso del resto que deberán aguardar fuera del perímetro del vallado”, explicó el mismo De Estrada al término del encuentro. Las vallas se montarán de forma que nadie sin autorización pueda llegar a la puerta del edificio, como ocurrió en su momento para el tratamiento del polémico Código Contravencional. Dentro del recinto no habrá policías y de la seguridad se ocupará esta vez el personal legislativo que habitualmente dedicado a esa tarea.
“Si la propuesta es que son sólo diez padres, yo digo: entran todos o no entra nadie”, reaccionó el abogado José Iglesias, y agregó que “la Legislatura sigue mostrando que está de espaldas a la sociedad y está dispuesta a mantener la oscuridad”. Aun así no rechazó la posibilidad de aceptar lo resuelto por los legisladores y dijo que “todos vamos a tratar de pensar con la cabeza fría y vamos a decidir después”.
No todos en la reunión estuvieron de acuerdo en variar el esquema con que se sesionó el jueves. Al asunto se llegó después de una catarsis inicial de los legisladores por el desenlace de anteanoche y en el que varios reprocharon a sus pares por el grado de virulencia de los discursos.
El Interbloque de Izquierda y Milcíades Peña rechazaron la idea de dejar padres afuera del recinto. No obstante, debieron resignar su posición frente al planteo que en ese sentido hizo el macrismo. Aunque hubieran preferido sesionar a puertas cerradas, los ibarristas y sus aliados aceptaron. La propuesta fue también avalada por el ARI y por los kirch-
neristas, quienes después de retirarse del recinto en medio del hostigamiento de los familiares habían dejado en claro que no se sentarían otra vez en sus bancas si la sesión no se organizaba de otro modo.
La reunión de presidentes de bloque se concretó en medio de un pase de facturas público entre los legisladores. Los kirchneristas Miguel Talento y Ana María Suppa fueron protagonistas de los cruces y acusaron al macrismo de haber “enardecido” a los familiares con sus discursos. “Durante seis horas aguantamos una cantidad de insultos y el colmo fue la postura de San Martino”, sostuvo Talento, quien remarcó que la exposición de ese legislador de Recrear fue “violentísima”. El kirchnerismo se retiró del recinto justamente durante la exposición de dicho legislador. Suppa explicó con respecto a la retirada que “se intentó, desde el bloque, hacer el planteo, pero todo fue una provocación porque no daban los votos”.
“Acá hay distintas situaciones: hay diputados que desde un primer momento manifestaron con hidalguía su postura de votar en contra del juicio y otros que dicen que están a favor pero que, por disciplina partidaria, no lo van a hacer y esto es lo violento”, declaró Peña desde la otra vereda. También se refirió a los cuatro legisladores que no estuvieron en sus bancas y los exhortó a que “vayan el lunes y den la carga y se hagan cargo” de su voto.
Entre esos ausentes estuvo Mirta Onega, quien apareció en la reunión de presidentes de bloque. Allí explicó que el motivo de su ausencia fue que sufrió un pico de presión y aseguró que el próximo lunes dará el presente. El voto de Onega se cuenta entre los contrarios a la apertura del juicio político a Ibarra.
Las conjeturas en torno de la cantidad de votos que reunirá cada uno de los sectores en pugna empezaron ayer mismo. Las cuentas hechas hasta anoche indicaban que la oposición seguía con 29 votos contra los 30 necesarios para avanzar sobre el jefe de Gobierno.
Así como se supo que Onega irá, se sabe de antemano que el socialista Roy Cortina no volverá de San Sebastián, aunque en su caso había dejado en claro su voto en contra del enjuiciamiento de Ibarra. Allegados al radical Roberto Vázquez anticiparon que esta vez ocupará su banca. Adelantaron también que no acompañará el pedido de juicio político a Ibarra y que el jurista y presidente de la Convención de la UCR porteña se hizo cargo de prepararle el fundamento jurídico de su voto. La incógnita es qué hará el Chango Farías Gómez. En el bloque kirchnerista –al que emigró desde el macrismo el año pasado– aseguraron que sigue con problemas de salud y prefirieron no arriesgar un pronóstico sobre su evolución. Su ausencia, de todos modos, quedaría más diluida porque Suppa ya anunció que no estará porque viajará a Cuba y no todos los demás integrantes de esa bancada están convencidos de sentarse otra vez en sus bancas.

Compartir: 

Twitter
 

El vicepresidente primero de la Legislatura, el macrista Santiago de Estrada, anunció la restricción del ingreso para los familiares.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.