EL PAíS › LA ASAMBLEA DE COLON DECIDIO LEVANTAR TAMBIEN EL CORTE DE LA RUTA A PAYSANDU

Para tender un puente entre los países

Tras una serie de pedidos, que incluyó a los vecinos de Gualeguachú, los asambleístas de Colón levantaron el corte para propiciar una nueva reunión Kirchner-Tabaré.

 Por Laura Vales

Luego de un fuerte debate interno, los vecinos que se mantenían sobre el puente Colón-Paysandú decidieron levantar el corte para facilitar un encuentro entre los presidentes Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez. Los ambientalistas no habían adherido, el martes, al levantamiento que decidió la asamblea de Gualeguaychú. Pero anoche, tras recibir una sucesión de visitas y llamados telefónicos pidiéndoles que se sumaran al gesto de descompresión, revieron su postura. “Seguir con el bloqueo es darle la excusa perfecta al Uruguay para que no haga nada”, fue uno de los argumentos sostenidos durante la asamblea.

En un hecho infrecuente, quien decidió la medida no fue el conjunto de los vecinos reunidos en el debate, sino los integrantes de la mesa permanente de la asamblea ambientalista. La mayoría decidió delegarles esta facultad por entender que fueron ellos quienes sostuvieron el bloqueo del puente durante 34 días. A diferencia de lo que ocurrió en Gualeguaychú, en Colón la medida no había tenido carácter masivo.

Durante la jornada, para convencerlos de levantar el corte, el ministro de Gobierno de Entre Ríos, Sergio Uribarri, viajó a la ciudad, donde mantuvo una larga conversación con los manifestantes.

Los vecinos también recibieron, en la noche del martes, la visita de cuatro integrantes de la asamblea de Gualeguaychú, que les pidieron que se retiraran de la ruta. En aquella ciudad se tenía una fuerte preocupación por la continuidad de los piquetes, situación que no sólo demoraría la reunión entre Kirchner y Tabaré, sino que además ponía en riesgo el equilibrio interno dentro del propio Gualeguaychú. Si el inicio de las negociaciones se demorase excesivamente y la semana de tregua transcurriera sin novedades, algún sector de la asamblea podría decidir volver a cortar.

Una delegación de vecinos de esa ciudad será recibida hoy a las 11 en la Casa Rosada por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández. La reunión se iba a hacer ayer, pero la situación de Colón obligó a postergarla. Los delegados van a plantearle al gobierno nacional que su reclamo es por la no instalación de las papeleras y que no aceptarán la opción de que se sigan construyendo bajo control de los dos países.

Ahora toda la atención está puesta en lo que suceda del otro lado del río con la suspensión de las obras. La empresa Ence ya anticipó que está dispuesta a frenarlas. Botnia, en cambio –la más importante por tener más avanzada su planta, con cerca de 1500 obreros contratados–, se ha mantenido en silencio. Ayer, un vocero de la compañía sólo dijo que darán a conocer su postura “en consonancia con el gobierno uruguayo, una vez que veamos que no hay cortes de ruta”.

El canciller Jorge Taiana dijo que todavía “no hay una fecha específica para una nueva reunión entre los presidentes de Argentina y Uruguay”, pero recalcó que “el Gobierno también está esperando a ver qué hacen las plantas, para ver si escuchan la exhortación” que Tabaré y Kirchner hicieron en Chile.

El canciller dijo que entendía las razones del piquete. “Esta gente estaba ante una impotencia, no han sido escuchados ni respetados los tratados internacionales; (mientras tanto) las plantas se burlan de nosotros y han avanzado.” Por ello, consideró, los vecinos “han reaccionado como han podido”.

Compartir: 

Twitter
 

Al tránsito normalizado en el puente a Fray Bentos (foto) anoche se sumó el paso a Paysandú.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.