EL PAíS › ENCE ECHO AL MENOS A 40 EMPLEADOS DE SU PROYECTO EN FRAY BENTOS

Una movida con olor a mudanza

Los directivos de la papelera se reúnen hoy con el gobierno uruguayo para definir qué pasará con la construcción de la planta.

 Por Laura Vales

La empresa española Ence despidió a casi todos los trabajadores dedicados al proyecto de construcción de su planta de Fray Bentos. Aunque la compañía se negó a confirmar oficialmente si esto significa que abandonará la idea de construir su pastera frente a la ciudad de Gualeguaychú, uno de sus voceros dijo extraoficialmente que, de hecho, están analizando “la ubicación y los tiempos” en que la fábrica de celulosa debe construirse. Esta tarde un consejero de Ence, Pedro Oyarzábal, va a reunirse con el secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández, y con el ministro de Industria, Jorge Lepra, para explicarles la situación.

“No hay seguridad” de que el proyecto vaya a realizarse según los planes iniciales, fue la definición más tajante del vocero de la empresa, citado por el diario de Montevideo El País.

En el Uruguay, el gobierno quedó a la espera de una “inminente definición” respecto del futuro de la fábrica. Gustavo Antúnez, vocero de la presidencia, describió en estos términos la situación a Página/12: “El paquete accionario de Ence cambió de manos en abril, cuando se hizo cargo Juan Luis Arregui, quien está haciendo una reestructuración general de la compañía. Ellos han dicho que el proyecto de Fray Bentos está supeditado a lo que decida el Banco Mundial con respecto a los créditos” para la construcción de las plantas, en base a lo que Ence podría revisar sus planes.

Una de las versiones que circulan es la de una posible relocalización. Consultado sobre le tema, el presidente Tabaré Vázquez dijo no tener noticias de que Ence pensara mudarse. “No sé nada de un cambio de lugar”, declaró. Pero el ministro de Medio Ambiente, Jaime Igorra, sostuvo que al gobierno no le preocupa si la planta se hace en otra ubicación, porque lo que quiere es que se construya.

Los despidos fueron dados a conocer por el delegado de los trabajadores, Diego Frau: “El consejero Oyarzábal reunió a todos los empleados y nos informó oficialmente los despidos; dijo que no está en condiciones de asegurar si la planta se va a construir o no, ni en qué plazos”.

Frau detalló que entre los cesanteados habrá “técnicos, administrativos y personal de obra”. Aunque su número exacto se conocerá en las próximas horas, estimó que afectará a “entre cuarenta y sesenta trabajadores en Montevideo y siete o diez en Fray Bentos”, lo que representa el setenta por ciento del personal.

Ence inició hace un par de semanas el “proceso de reestructuración” de sus inversiones en Uruguay. Para este trabajo mandó primero al país al consejero Oyarzábal, para adelantarse a una visita del máximo titular, Arregui. Ayer, todos los medios uruguayos aseguraron que Arregui ya se encuentra en Montevideo y pidió la reunión con Tabaré (quien habría delegado el encuentro en el secretario Fernández). En el departamento de prensa de Ence desmintieron, sin embargo, que Arregui haya viajado. Lo cierto es que la reunión de esta tarde sí está confirmada.

Las obras de la pastera en Fray Bentos se detuvieron en marzo, cuando los presidentes Kirchner y Vázquez pidieron a Botnia y Ence un parate de noventa días para que se pudiera realizar un estudio conjunto de impacto ambiental. El principio de acuerdo fue roto por Botnia, que continuó con la construcción, mientras Ence desactivaba la suya, mucho más atrasada ya que estaba en la etapa de remoción de escombros en el terreno. En abril, asumió la presidencia de la empresa Arregui y comenzaron las versiones de una relocalización. Una de las preocupaciones centrales del directivo es mejorar la imagen de la empresa, cuyas acciones cayeron por la difusión del conflicto generado entre Uruguay y Argentina.

El Banco Mundial suspendió el desembolso de créditos por 400 millones de dólares a las dos pasteras luego de los reclamos argentinos para que se realice un estudio de impacto ambiental de mayor profundidad. Aunque esos fondos no son irremplazables, la palabra del organismo de crédito internacional funciona como señal para el resto de los bancos. El BM debería tomar su decisión en menos de un mes; Daniel Taillant, director del Centro de Derechos Humanos y Ambiente, que se ocupa de impulsar los reclamos contra el financiamiento, consideró “difícil” que el banco dé los préstamos cuando hay un conflicto entre los dos países y un juicio abierto en la Corte de La Haya.

Ence enfrenta un problema agregado: el gobierno español, influido por las gestiones del argentino, ha tomado distancia del proyecto. Así lo ha confirmado el Ministerio de Industria español en una carta recientemente enviada a la organización Greenpeace.

Dado que existe “una controversia política y jurídica entre la Argentina y el Uruguay, formalizada incluso ante el Tribunal de La Haya”, dice el texto, “entendemos que la posición prudente de la administración española” es no tomar ninguna medida que pueda malentenderse como “en favor” de alguna de las partes. Es decir que difícilmente los bancos estatales españoles vayan a prestar fondos a Ence para la construcción de la pastera.

Compartir: 

Twitter
 

Los despidos de Ence representan el setenta por ciento del plantel dedicado al proyecto en Fray Bentos.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.