EL PAíS › MARTINEZ GARBINO AL FRENTE DE UNA COALICION PARA ENFRENTAR AL PERONISMO

La Concertación entrerriana no es K

Sólo el ARI quedó fuera del acuerdo de centroizquierda que aspira a desplazar al peronismo de la gobernación de Entre Ríos, en marzo de 2007.

 Por Miguel Jorquera

Llevará impreso en la boleta electoral el nombre de la “Concertación”, pero no responderá a la estrategia impulsada por el gobierno nacional. La Concertación Entrerriana ya se convirtió en la primera alianza opositora que le disputará a un dividido justicialismo la gobernación de la provincia mesopotámica el 18 de marzo, en el primer test electoral de 2007. Encabezada por el diputado nacional Emilio Martínez Garbino, la coalición nuclea al Nuevo Espacio, socialistas, comunistas, intransigentes, ex aristas, radicales independientes, el Partido Popular Cristiano y vecinalistas, a los que ya también se sumó la UCR en varios de los departamentos provinciales. Cuando todavía se tejen los acuerdos, las encuestas ubican a la alianza opositora en segundo lugar y muy cerca del candidato oficialista que responde al gobernador Jorge Busti.

“Faltan dos octubres”, dijo el presidente Néstor Kirchner para referirse a la anticipada campaña electoral y a la elección de candidatos. Pero para los entrerrianos los tiempos proselitistas ya están en marcha: el 18 de marzo serán las elecciones para elegir al sucesor de Jorge Busti y ya cerró la inscripción de las alianzas que competirán en esa contienda. Una de ellas será la Concertación Entrerriana, que logró unificar a casi todo el arco opositor en la provincia, frente a un justicialismo dividido entre continuadores y cuestionadores de la política del gobernador.

Los apoderados de la Concertación Entrerriana inscribieron la alianza provincial que integran el Partido Nuevo Espacio, el Partido Socialista, el Intransigente, el Movimiento Radical en la Concertación Entrerriana, el Popular Cristiano, Partido Comunista y la Unión Vecinalista. Pero también inscribieron coaliciones departamentales, donde sellaron acuerdos con la UCR y otros sectores vecinalistas.

Los apoderados de la Concertación señalaron que habrá alianzas departamentales con la UCR y el vecinalismo en Concepción del Uruguay, Gualeguay, Colón, Villa Elisa, San José y algunas ciudades de Gualeguaychú. Mientras se sigue discutiendo la posibilidad de alcanzar acuerdos similares en La Paz, Concordia, Victoria, Nogoyá y en el propio Gualeguaychú antes del 2 de noviembre, el día en que vence el plazo para la presentación de alianzas con lista única.

Quienes quedaron oficialmente fuera de Concertación son los seguidores locales de Elisa Carrió, que viven su propia crisis interna. Uno de sus principales referentes, Juan Domingo Zacarías, volvió al Movimiento Social Entrerriano, mientras que otras autoridades partidarias optaron por mantener la idea de concurrir solos a los comicios. Sin embargo, no pocos aristas decidieron mantenerse a nivel personal dentro de la coalición opositora.

Los que sí pondrán todo su esfuerzo orgánico para respaldar a la Concertación serán los socialistas. Incluso volverán a contar, como ya pasó en las últimas dos elecciones, con la presencia del candidato a gobernador santafesino Hermes Binner. La cercanía de ambas provincias también pondrá a prueba la influencia de la gestión socialista de Rosario sobre el electorado entrerriano.

Metidos de lleno en los detalles para cerrar los acuerdos departamentales, los miembros de la Concertación ya festejan a cuenta las posibilidades que le abre la división del PJ local. Mientras Busti trata de apuntalar la candidatura a gobernador de su delfín, el ministro de Gobierno, Sergio Uribarri, el Frente para la Victoria y la Justicia Social, una agrupación integrada mayoritariamente por justicialistas que se oponen al gobernador, inscribió como candidato al intendente de Paraná, Julio Solanas.

Pero lo que más entusiasmó a la coalición opositora fueron los números de una encuesta oficial. “Nos ubica en segundo lugar en Entre Ríos a pesar del despliegue financiero y de inauguraciones que hace el gobierno provincial con su delfín oficialista”, dijo a Página/12 el diputado nacional Juan Carlos Lucio Godoy, uno de los puntales de la Concertación.

El relevamiento realizado por la consultora Equis que dirige el sociólogo Artemio López, indica que la intención de voto para la fórmula Martínez Garbino-Godoy es del 24,7 por ciento, apenas tres puntos detrás de la oficialista Urribarri-Lauritto, que conseguiría un 27,9 por ciento de las preferencias entre los entrerrianos.

La primera elección provincial desdoblada de las nacionales elegirá gobernador y vice, diputados y senadores provinciales, además de intendentes y concejales. Pero también amenaza con despojar del poder al oficialismo y comienza a preocupar al propio gobierno nacional.

Compartir: 

Twitter
 

El diputado nacional Emilio Martínez Garbino.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.