EL PAíS

El encuentro terminó siendo en Cochabamba

Scioli, Taiana y Tabaré Vázquez conversaron en la Cumbre Sudamericana de Naciones, en Bolivia. La charla fue una señal de distensión y se repitió entre el presidente uruguayo y el vicepresidente argentino más tarde.

No estaba previsto, pero existía cierta probabilidad de que sucediera. En la cena oficial que ofrecieron a los presidentes de Sudamérica en Bolivia hubo un primer contacto entre representantes del gobierno argentino y el uruguayo para tratar el conflicto de las papeleras. Específicamente fueron nada menos que el vicepresidente, Daniel Scioli, acompañado por el canciller, Jorge Taiana, quienes aprovecharon un pequeño apartado antes de sentarse a comer para intercambiar algunas palabras con el primer mandatario oriental, Tabaré Vázquez, sobre el seguimiento del tema de las pasteras.

A la II Cumbre Sudamericana de Naciones fueron Taiana y Scioli en representación de la Argentina, ante la imposibilidad del presidente Néstor Kirchner para asistir al evento (ver págs. 28 y 29). Después de la ronda de trabajo diaria el presidente boliviano y anfitrión del encuentro diplomático, Evo Morales, ofreció una cena para todos los participantes. Momentos antes de acceder al salón se produjo la reunión entre los políticos rioplatenses. Colaboradores del vicepresidente confirmaron a Página/12 que en el encuentro, Vázquez y Scioli tuvieron un diálogo cordial en el que, después de comentar elogiosamente la actitud del venezolano Hugo Chávez al tender puentes a los mexicanos para que participen del espacio en formación, expusieron la voluntad de encontrar una rápida solución al conflicto. “Ahora que se descomprime todo tenemos que resolver el tema de las papeleras”, habría dicho Vázquez, a lo que el ex motonauta respondió que “para eso tenemos que ayudar a la tarea del facilitador” español, Antonio Yáñez Barnuevo, quien es el encargado de intentar abrir el camino para la resolución del conflicto.

Trascendió también que, por la mañana, luego de la tradicional foto de los presidentes sudamericanos participantes de la Cumbre, se produjo una nueva reunión entre Scioli y Vázquez, esta vez sin la presencia de Taiana, aunque no se difundió el contenido de las conversaciones, pero mostrando claramente la existencia de voluntad de diálogo entre los dos países, algo que no venía sucediendo.

El desacuerdo también llegó a algunos de los discursos que se dieron en la sesión plenaria de la Cumbre. Si bien existió un acuerdo de no agresión entre los mandatarios, Scioli y Tabaré no hicieron mención al conflicto, pero el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, lo nombró para ejemplificar el respeto de la soberanía. “Para mí y para Hugo Chávez, desde la distancia, parecería un problema de fácil solución. Pero Kirchner y Tabaré saben que no lo es, porque hay personas involucradas en él.”

Según fuentes de Cancillería, las distintas opciones a la resolución del problema de las papeleras están todas sobre la mesa. El facilitador enviado a mediar por el rey de España a pedido de Kirchner, ya se reunió varias veces con las dos partes e intenta acercar posiciones para que al menos se pueda avanzar en el diálogo.

Entre las opciones de solución que fueron apareciendo hasta el momento está la financiación con fondos del Mercosur para la relocalización de la papelera finesa, propuesta hecha por el ex presidente Eduardo Duhalde, pero los uruguayos se niegan rotundamente a hablar de mover del lugar en el que se encuentra a la pastera. El entubamiento de los efluentes para verterlos unos kilómetros río abajo; montar un paisaje artificial o construir tres macetones gigantes que disimulen la chimenea de Botnia son otras de las posibilidades.

Por el momento la elección política del gobierno argentino es presionar a la empresa a partir de su país de origen, Finlandia. “Se muestra como neutra e independiente del problema, pero en realidad es la que tiene las posiciones más duras”, explicaron en la cartera de Relaciones Exteriores acerca de los pasos a seguir.

En esta apertura de las conversaciones para acercar posiciones e intentar dirimir el conflicto, el gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, afirmó ayer que “el poder de decisión política exterior de los dos países no está en nosotros, sí podemos crear clima, condiciones y objetivos para un diálogo”, al referirse al encuentro que tendrá el jueves con Omar Lafluf, intendente del departamento Río Negro.

Argentina ya cuenta con dos fallos en contra por este conflicto. El primero fue en el Tribunal de La Haya, al que el gobierno argentino le había pedido que suspenda la construcción de las plantas, pero fue rechazado, y un tribunal arbitral del Mercosur le dio la razón a Uruguay frente al reclamo por los cortes de ruta en los accesos internacionales.

Taiana se reunirá con el facilitador español la semana que viene y se estima que ahí se podrán evaluar los alcances de la nueva situación de diálogo bilateral que comenzó ayer.

Compartir: 

Twitter
 

Los jardines de la Cumbre fueron el escenario de la charla.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.