EL PAíS › EL GABINETE DE TELERMAN SIGUE DEBATIENDO QUE HACER FRENTE AL BALLOTTAGE

El arte de mantener el equilibrio

El jefe de Gobierno, que no entró a la segunda vuelta electoral, dio libertad de acción a sus ministros. Ayer, el sector de Gabriela Cerruti y Humberto Tumini llamó a votar “contra la derecha de Macri”. Sigue la discusión.

 Por Santiago Rodríguez

Los dirigentes porteños que acompañan a Jorge Telerman desde la agrupación Nuevos Ayres jugaron ayer al límite de lo establecido por el jefe de Gobierno, quien dio a sus funcionarios “libertad de acción” para pronunciarse sobre la segunda vuelta entre Mauricio Macri y Daniel Filmus, pero advirtió que los echará si usan la gestión para hacer campaña: “El llamado a no votar o a votar en blanco significa hoy claramente un apoyo a (Mauricio) Macri”, advirtió ese espacio conducido por la ministra de Derechos Humanos y Sociales porteña, Gabriela Cerruti, y llamó a “trabajar activamente para impedir que el nuevo rostro de la vieja derecha se apropie de la ciudad”.

La posición que planteó Nuevos Ayres es la misma que Cerruti fijó en la reunión de gabinete a la que Telerman convocó tras la derrota electoral del último domingo para analizar la actitud a asumir con vistas al mano a mano entre Filmus y Macri y el modo de continuar la gestión hasta el próximo 10 de diciembre. Allí, en medio de un debate, por momentos tenso, en el cual hubo ministros que amagaron con renunciar, la funcionaria adelantó que haría todo lo posible para impedir un triunfo del candidato de PRO.

Telerman saldó esa discusión declarándose “prescindente” y dando “libertad de acción” a sus funcionarios, pero con el correr de los días estableció un límite: “Si alguno aprovecha el gobierno para hacer campaña, se va”, avisó.

En la Jefatura de Gobierno porteño no consideran que los dirigentes de Nuevos Ayres –varios de ellos funcionarios– hayan traspasado ese límite, al celebrar un plenario en el Salón Rodríguez Peña, del cual surgió un pronunciamiento en contra de la posibilidad de que “la política de los negocios y el desmantelamiento del Estado”, encarnada por Macri, se apodere de la ciudad. “Ese encuentro lo hicieron en su carácter de dirigentes políticos porteños, no en su condición de funcionarios”, explicaron.

“Nosotros no somos prescindentes. Probablemente Telerman piense que para mantener la gobernabilidad y terminar su mandato debe mantenerse al margen”, evaluó Humberto Tumini, referente de Libres del Sur. Esa agrupación confluye con otras como Alternativa Urbana, Peronismo Militante y el Polo Social en Nuevos Ayres, un espacio que congrega también a diversos dirigentes sociales y barriales de la ciudad.

En su discurso durante el plenario, Tumini reivindicó el apoyo de su agrupación a la candidatura de Telerman y su proyecto de ciudad, pero también la condición de kirchneristas de los miembros de Libres del Sur y se definió con claridad de cara al ballottage: “Tenemos que evitar –apuntó– que un fascista como Macri, como lo demuestran sus acuerdos con (Jorge) Sobisch y (Juan Carlos) Blumberg, llegue al gobierno”.

“Estamos tristes porque pensamos estar nosotros en este lugar”, sostuvo en alusión a la segunda vuelta Cerruti, quien también rescató la gestión de Telerman y llamó a mantener la “unidad” del espacio encabezado por el jefe de Gobierno. “Somos Telerman y no nos movemos de este lugar”, aclaró la funcionaria, pero agregó: “Como bien dijo alguien durante el plenario, hasta el 3 de junio peleamos por un sueño; ahora peleamos contra una pesadilla”.

“Casi medio millón de porteños nos ha dado un mandato: perseverar en el camino de la construcción de una sociedad más justa y más igualitaria”, destacó Nuevos Ayres en su pronunciamiento y convocó a “trabajar activamente para impedir que el nuevo rostro de la vieja derecha se apropie de la ciudad”.

Es lo que harán los militantes de ese espacio, quienes saldrán a “recorrer casa por casa y barrio por barrio para pedirle a la gente que vote contra Macri”. “Vamos a explicarles a quienes nos votaron por qué tienen que oponerse a Macri. Vamos a desenmascararlo; a demostrar que es falso su cambio de discurso, a recordar quién fue en el pasado y a mostrar también quién es en el presente”, prometen.

Compartir: 

Twitter
 

“No a la derecha” fue la convocatoria de la Agrupación Nuevos Ayres para unirse contra Macri.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.