EL PAíS › CHAVEZ DESPLAZO A UZCATEGUI MATHEUS, EL VICEPRESIDENTE DE PDVSA

Una valija con efectos demoledores

La decisión no fue confirmada de manera oficial por el gobierno de Venezuela. Sin embargo, anoche, en la Casa Rosada la comentaban como si fuera un hecho. Era el gesto que reclamaba el gobierno argentino luego del escándalo. Uzcátegui Matheus es el padre del joven que subió al avión junto al dueño de la valija con los 800 mil dólares.

 Por Martín Piqué

La información llegó ayer a la tarde a través de cables de agencias internacionales. El vicepresidente de la petrolera estatal venezolana Pdvsa, Diego Uzcátegui Matheus, había renunciado a su cargo como consecuencia del episodio de la valija con los 800 mil dólares. Aunque la renuncia no fue confirmada en forma oficial por la administración de Hugo Chávez (Página/12 consultó dos veces a la vocera del propio Chávez, Teresa Maniglia, y también a funcionarios del ministerio de Información de Venezuela; dijeron no saber nada), en Buenos Aires la Casa Rosada celebró la noticia como si fuera un hecho. Anoche, en un diálogo con el programa A Dos Voces, el vicepresidente de la Asamblea Nacional venezolana, Roberto Hernández, no quiso confirmar la noticia: “No tengo información, no puedo adelantar opiniones”. A pesar de que no hubo comunicado desde Caracas, en Balcarce 50 no ocultaron la satisfacción. El vicepresidente de Pdvsa y director operativo de la filial argentina es el padre de Diego Uzcátegui Speech, el joven que invitó a subir al empresario y lobbista Guido Alejandro Antonini Wilson junto a su maletín con 800 mil dólares al Lear Jet alquilado por Enarsa.

Anoche también habló el jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Consultado por el alejamiento del número dos de Pdvsa, dijo que el Gobierno no tenía “información oficial” de la dimisión y que hasta ese momento se manejaban con lo que habían publicado medios venezolanos (ver aparte).

La renuncia de Uzcátegui era el gesto que Kirchner esperaba desde hace días. Se lo había pedido directamente al propio Chávez durante la cumbre energética de Tarija. En ese encuentro, la delegación venezolana se mostró hermética y poco predispuesta a hablar de la valija con los 800 mil dólares. Cinco días pasaron desde aquella reunión de presidentes. Hasta ayer el gobierno de Chávez había anunciado la apertura de una investigación por parte la Fiscalía General de la República (se designaron dos fiscales para investigar el caso). También había alertado sobre un supuesto movimiento conspirativo contra el gobierno chavista. “No nos dejemos manipular. Se han dicho una cantidad de mentiras”, dijo el presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, también ministro de Energía y Petróleo. Sobre la renuncia del número dos de la petrolera no daban ninguna señal.

La sorpresa llegó ayer a la tarde, cuando Chávez ingresó a la Asamblea Nacional para anunciar su proyecto de reforma constitucional. Antes de que comenzara su discurso, que fue transmitido en cadena, algunos funcionarios de su gobierno habrían hecho saber a la prensa que el vicepresidente de Pdvsa había presentado la renuncia. La noticia llegó rápidamente hasta Buenos Aires, también apareció en portales de Internet. Según esa versión, Uzcátegui Matheus había acordado su alejamiento con el ministro y titular de la petrolera venezolana. Horas antes, Ramírez había encabezado un acto en la sede de Pdvsa en el barrio La Campiña, del este de Caracas: simpatizantes del chavismo habían rodeado el edificio ante el anuncio de que la oposición iba a marchar hasta allí para repudiar lo que en Venezuela ya se conoce como “el maletinazo” (ver aparte).

El (sigiloso) alejamiento de Uzcátegui Matheus es un gesto muy fuerte de Chávez hacia Kirchner. Aunque su cargo formal es de vicepresidente, quienes conocen el funcionamiento interno de Pdvsa aseguran que en los hechos Uzcátegui tenía más peso que el que indicaba su responsabilidad institucional. Era una consecuencia lógica de los dos cargos de Ramírez. Otras versiones indican que Ramírez y Uzcátegui no tenían mucha afinidad. Lo cierto es que el renunciado había llegado hasta la cima de Pdvsa a partir de su relación con Alí Rodríguez Araque. Ex presidente de la OPEP, ex presidente de Pdvsa y ex canciller de Venezuela Alí Rodríguez había convertido a Uzcátegui en su hombre de mayor confianza. Desde allí fue todo hacia arriba. Pero la carrera ascendente de Uzcátegui se frustró cuando su hijo, Diego Uzcátegui Speech, pidió al ex titular del Occovi Claudio Uberti, que dejara subir al avión a Antonini Wilson. “Un compañero de Pdvsa”, lo presentó. Lo demás es historia conocida: el empresario con domicilio en Miami traía una valija con casi 800 mil dólares. Era suya o la asumió como suya.

¿Por qué el vicepresidente de Pdvsa –un cargo muy alto en cualquier empresa, pública o privada– había asumido al mismo tiempo la dirección operativa de la filial argentina? La respuesta está en la importancia de los acuerdos energéticos con Argentina, pero también en la embrollada relación que tuvieron los antecesores de Uzcátegui en la representación argentina de Pdvsa con sus contrapartes. Tanto Alejandro Gómez como Jorge Pérez, un académico del petróleo con militancia en el Partido Comunista, comprobaron las dificultades de la incipiente integración con los argentinos del área de Planificación, sobre todo con Uberti.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, resolvió ayer hacer el gesto que le reclamaba el gobierno de Néstor Kirchner.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.