EL PAíS › UN DIA DESPUES DE QUE EL FBI LOCALIZARA A ANTONINI EN MIAMI

Pedido de detención en preparación

La jueza Novatti avanzó ayer en el escrito en el que pedirá la detención de Antonini Wilson.

 Por Raúl Kollmann

La jueza María Marta Novatti avanzaba ayer en el escrito con el cual pedirá la detención preventiva en Estados Unidos de Guido Alejandro Antonini Wilson, el hombre que intentó entrar a la Argentina los casi 800.000 dólares que traía en su valija. La demorada requisitoria tiene que ser entregada por la magistrada a la Cancillería, de allí irá a la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires y por ese camino debería llegar hasta un juez de Florida, con jurisdicción en el domicilio de Antonini, en Key Biscayne. La detención preventiva es la antesala del pedido de extradición, en el que ya deben consignarse más elementos, más evidencias y un mayor detalle del delito para que Estados Unidos acepte enviar al venezolano-norteamericano a la Argentina.

Como adelantó este diario, la orden de captura emitida por la jueza Novatti a principios de mes, y cursada a través de Interpol, no derivó en una detención de Antonini por parte del FBI. La organización de policía norteamericana se limitó a ubicar al valijero, que estaba en su domicilio, y únicamente notificó a Interpol que lo tiene identificado y ubicado. Para proceder a su detención hace falta un pedido expreso de la Cancillería que, por su parte, requiere de un escrito de la jueza. En Tribunales sugieren que la demora tiene que ver con que la magistrada está redactando el texto con mucho cuidado, ya que un paso en falso demora el proceso durante semanas. Un error, por ejemplo, en la calificación del delito o en la identificación del imputado puede derivar en un rechazo a la extradición. Se supone que antes del fin de semana la Cancillería tendrá en su poder el pedido de Novatti y se lo entregará a la embajada norteamericana.

Uno de los puntos decisivos del escrito de la magistrada es la definición del delito por el que se lo acusa a Antonini. Por ahora, la fiscal María Luz Rivas Diez apuntó al contrabando, pero el venezolano se defenderá ante el juez norteamericano diciendo que en el acta redactada la noche en que ingresó a la Argentina quedó consignado que él no ocultó nada y que, por lo tanto, se trató apenas de una infracción aduanera. Si en el escrito de la jueza se incluye también la posibilidad de que haya existido lavado de dinero el caso será más grave para la Justicia de Estados Unidos. Tanto en la Argentina como en Estados Unidos la última palabra en materia de extradición la tienen los respectivos gobiernos. Es decir que una vez que se pronunció un juez de Florida, la decisión final la tendrá Washington. Se supone que si Antonini está alineado con Hugo Chávez, el Departamento de Estado va a estar interesado en que se lo juzgue y sirva para demostrar los supuestos niveles de corrupción existentes en Venezuela. Sin embargo, hay voces que vinculan a Antonini con el FBI y con negocios de armas. Ahí el panorama cambiaría.

Lo concreto es que no está claro si Antonini será enviado a la Argentina, si ocurrirá en forma veloz o será un proceso largo. Como es obvio, la jueza y la fiscal quieren saber de dónde salió el dinero y cuál era el destino, pero todo indica que Antonini dará batalla.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.