EL PAíS

Otras Voces

- Estela Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo: “Se podía haber terminado ayer con esta situación que nos agrede a todos, porque se está juzgando a un funcionario que ha sido elegido legalmente y no había la paz y la tranquilidad necesarias para un dictamen final. Creo que no corresponde dados los cargos que se le hacen. Los carteles de asesino y un montón de cosas más son exageradamente injustos, porque hay muchas responsabilidades. El dolor uno lo acompaña, pero no puede ser que ‘el que no piensa como yo es mi enemigo’. Yo tengo malos recuerdos con la gente de Cromañón. Fui agredida injustamente. Los que no piensan como ellos son víctimas de sus agravios”.
- Raúl Fernández, jefe de Gabinete porteño: “Es imposible sesionar con una Legislatura casi tomada. Por más que uno entienda la bronca, hay un punto en el que deben primar las instituciones, que fue lo que no ocurrió ayer”.
- Santiago de Estrada, vicepresidente primero de la Legislatura: “Al momento de votar, los familiares, a través de los gritos, impidieron que se haga la votación. Frente a las dos alternativas de desalojar el recinto o pasar a un cuarto intermedio, se optó por esto último”.
- Miguel Talento, legislador kirchnerista: “Nos retiramos en un momento de un discurso violentísimo del diputado (Jorge) San Martino. Durante seis horas aguantamos insultos y el colmo fue Sanmartino”.
- Gabriela Michetti, presidenta del bloque macrista: “No creo que el lunes tengamos los 30 votos para enjuiciar a Ibarra. La decisión de Borocotó abona el escepticismo”.
- Ana Suppa, legisladora kirchnerista: “Todo fue una provocación y, entonces, decidimos abandonar el recinto. Los disturbios del final fueron porque se estuvo provocando, porque no daban los votos”.
- Milcíades Peña, legislador y familiar de una de las víctimas del incendio: “Hay diputados que desde un primer momento manifestaron con hidalguía su postura de votar en contra y otros que dicen que están a favor pero que, por disciplina, no lo van a hacer y esto es lo violento”.
- Mirta Onega, legisladora independiente: “Tuve amenazas de muerte hacia mi y mis hijos. Un padre de Cromañón dijo que venía a mi domicilio después del escrache a Borocotó. Sentí que no tenía garantías (para asistir)”.
- Alberto Natale, diputado de Democracia Progresista: “Los bochornosos episodios de la Legislatura porteña son signos notorios y ostensibles de la declinación moral de la República, de la cual el Presidente y sus adláteres son los principales responsables”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.