EL PAíS › LA CREACIóN DE UN ENTE SIMILAR A LA JUNTA NACIONAL DE GRANOS, A CUARTO INTERMEDIO

Alineados por la regulación

A favor y en contra. Los legisladores que participaron en la Comisión de Agricultura definieron posiciones respecto de un órgano oficial que regule la producción de alimentos. FpV y ARI Autónomo, a favor. PRO y UCR, en contra.

 Por Sebastián Premici

La Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados comenzó a discutir ayer el proyecto de ley que crea el Ente Nacional de Promoción y Control Comercial Agropecuario y Agroalimentario (Enpyccaa), impulsado por el kirchnerista (y titular de la comisión) Alberto Cantero (FpV). Esta iniciativa busca garantizar la seguridad alimentaria de la población, saber exactamente cuál es el stock de alimentos que hay en el país, cuánto se produce mensualmente y cuánto se exporta. Los legisladores pasaron a un cuarto intermedio hasta el próximo martes, cuando continuarán discutiendo el proyecto con la posibilidad de incluirle algunos puntos que fueron presentados por el legislador Eduardo Macaluse (ARI Autónomo), en otra iniciativa. Legisladores del PRO y la UCR se retiraron de la sesión por considerar que el ente “no le resuelve el problema a nadie”. Los dos bloques decidieron alinearse con las cuatro entidades agropecuarias que, en ese mismo momento, estaban en el Senado realizando una audiencia pública.

El proyecto que impulsa el oficialismo pretende promocionar diferentes cultivos (y no sólo la soja) e impulsar la seguridad alimentaria. “Queremos contar con una herramienta que garantice la alimentación de todos los argentinos por un período de tres años”, argumentó Cantero. El Enpyccaa buscará crear un organismo con autoridad –que absorberá a la Oncca– para asegurar la libertad de competencia y transparencia de los mercados; evitar la cartelización de los grandes productores y las conductas oligopólicas tanto en la compra como en la venta de alimentos.

“El organismo podrá hacer un seguimiento de toda la cadena alimentaria, para saber exactamente quién produce soja, trigo y maíz y quiénes son los que más ganan”, resumió el titular de la comisión. A partir de un seguimiento de toda la cadena, el Estado tendría la posibilidad de discriminar entre los pequeños productores y los grandes exportadores, para luego aplicar retenciones diferenciadas. “Estamos discutiendo si queremos producir alimentos para el mundo o para algunas empresas concentradas. De lograr su aprobación, el nuevo ente propondrá un desarrollo agropecuario equilibrado”, agregó Cantero.

Por su parte, el proyecto del ARI Autónomo, que reflota una idea de la Federación Agraria, pretende recrear la vieja Junta Nacional de Granos. Hugo Castro, asesor económico de Macaluse, señaló a Página/12 que el proyecto de la Junta apunta más a la producción que al consumo, es decir que no hace tanto hincapié en la seguridad alimentaria, aunque también define la posibilidad de fijar precios mínimos para los diferentes cultivos y tener injerencia sobre la comercialización de los granos. El oficialismo decidió pasar a un cuarto intermedio para el próximo martes donde intentarán unificar ambos proyectos.

“La iniciativa oficial sólo sirve para generar más miedo entre los productores, no fomenta la producción y no es democrática, ya que no incluye la participación de las diferentes entidades”, indicó a Página/12 el macrista Christian Gribaudo. “Conseguime una escarapela”, le dijo el legislador a su asesor antes de empezar la reunión en Diputados. La mención a la insignia patria no es azarosa, ya que ese bloque opositor, sumado a la UCR, prefirió saltear la discusión parlamentaria para alinearse con las cuatro entidades agropecuarias, que estaban en una audiencia pública en el Senado.

Diputados del PRO, UCR y el socialismo querían modificar la agenda del día, votando una nueva lista de prioridades, para tratar la problemática de las retenciones móviles. “Lo urgente es abordar el punto de conflicto (es decir las retenciones). Si no lo hacemos, no nos estamos parando ante la sociedad con lo que tenemos que hacer”, indicó Francisco Ferro (Coalición Cívica).

Luego de idas y venidas, y de algunos exabruptos (“Acá no se vota nada”, por parte de Cantero), el que puso fin a la discusión con la oposición fue el kirchnerista Carlos Moreno. “Nadie puede decir que ésta es una agenda improvisada. Hay que poner las cosas en claro, podrán reunirse con los Intendentes pero esa no es más que una foto para las cámaras. Hoy vamos a discutir políticas de fondo”, sentenció Moreno.

Compartir: 

Twitter
 

Alberto Cantero, legislador cordobés del FpV y titular de la Comisión. Audaz iniciativa.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.