EL PAíS › LOS LEGISLADORES DE LA OPOSICIóN RECIBIERON A LAS ENTIDADES AGROPECUARIAS EN EL CONGRESO

Todos juntos contra las retenciones

Aunque habían prometido conversar sobre toda la problemática del campo, las retenciones móviles fueron el blanco de los discursos. Los dirigentes de las cuatro entidades y los legisladores de la oposición propusieron “la derogación de la resolución 125”.

 Por Miguel Jorquera

Fue como un partido de fútbol del equipo favorito con la presencia de su propia hinchada y sin ningún simpatizante contrario en la tribuna. Las organizaciones ruralistas y casi todo el arco opositor tuvieron su propia “audiencia pública” en el Congreso para proponer “la derogación de la resolución 125” que impuso las retenciones móviles a las exportaciones de granos y “juntar un millón de firmas” para respaldar su tratamiento parlamentario. Dirigentes de la las organizaciones agropecuarias de la Mesa de Enlace Sociedad Rural, CRA, Coninagro y la Federación Agraria desmenuzaron la problemática del campo, pero volvieron a priorizar la eliminación de las retenciones y solicitaron el respaldo opositor. La oposición que unió desde los legisladores de la CC, al UCR y del PS, hasta el macrismo y los peronistas Adolfo Rodríguez Saá, Hilda “Chiche” Duhalde y el lavagnista Jorge Sarghini– embistió contra el Gobierno y agradeció “al campo el ejemplo de unidad”.

En el Congreso, los caminos se bifurcaban entre quienes asistían a la Comisión de Agricultura en el edificio anexo y quienes atravesaban el edificio en dirección al cónclave opositor, del que sólo desistieron los legisladores del ARI Autónomo y el economista de la CTA Claudio Lozano. El repleto Salón Azul del Senado arrancó el primer aplauso cerrado cuando ingresó el entrerriano Alfredo De Angeli, quien encabezó en Gualeguaychú el piquete más combativo durante todo el lockout agrario. El “Melli” tuvo un lugar destacado junto al vice de la FAA, Pablo Orsolini, el presidente de la Rural, Luciano Miguens, y Mario Llambías de la CRA.

El senador radical Ernesto Sanz y el diputado de la CC Adrián Pérez moderaron el “debate”: 10 minutos para cada ruralista y tres para cada bloque opositor. “Días antes de la cosecha se decidió la medida inconsulta contra los productores agropecuarios. Un golpe importantísimo, de 9 puntos más sobre los 35 que ya teníamos. Eso destapó la olla. Sacudió al interior y a todo el pueblo argentino”, dijo Llambías al abrir el fuego.

El dirigente de CRA cargó contra la ley de emergencia económica y la “chequera del Gobierno que destruye el federalismo” y negó las acusaciones del Gobierno: “No somos culpables de la inflación porque hace más de un año el Indec dibuja los índices y tampoco del desabastecimiento porque ya había menos carne y leche por la política de la Secretaría de Comercio”.

“La resolución 125 es inconsulta, inoportuna, equivocada y confiscatoria”, tomó la posta Miguens. El dirigente ruralista contrarió a Llambías cuando admitió que “en un momento hubo que levantar las medidas de fuerza para no generar aumentos de precios y desabastecimiento”, pero reclamó seguir con la “cruzada provincia por provincia, con el apoyo de todos ustedes, para lograr un final feliz”.

“Yo no hago diferencia entre oficialistas ni opositores. Son representantes de todos los argentinos porque son los que hemos elegido”, les dijo Orsolini a los legisladores y arrancó sus aplausos. Orsolini repasó todos los proyectos que la FAA elaboró desde 2001 y que el Congreso nunca trató: ley sobre arrendamiento, extranjerización de la tierra e iniciativas para la lechería, la carne y economías regionales.

De Angeli siguió la línea de su compañero: “Somos el sector que ayudó a apagar el incendio”, dijo para señalar “el aporte económico del campo” y el respaldo que junto a Coninagro dieron a la aplicación de las retenciones a las exportaciones en 2002, tras la devaluación. “Esperamos que sigamos juntos en esto”, cerró el entrerriano.

Los radicales Gerardo Morales y Oscar Aguad fueron de los más combativos contra el Gobierno, buscando la simpatía de los dirigentes agropecuarios y los aplausos de la platea. “No hay pacto social sin campo y sin Congreso”, soltó Morales tras advertir a la UIA que no firme el Acuerdo para el Bicentenario con el Gobierno. “La rebelión fiscal que ustedes encabezaron ha sido una bisagra para el país. Tenemos que trabajar junto a todo el arco opositor en el Congreso”, señaló el cordobés Aguad.

El lilito Adrián Pérez calificó la decisión del gobierno de subir las retenciones de “la irracionalidad más absoluta” y volvió sobre el documento de la CC en la que proclamaba “que dejen en paz al campo”. Su compañero de bancada Francisco Ferro, aseguró que “si las retenciones se las puede comparar con el corralito, el proyecto oficialista de crear el súper ente sería como el corralón”.

El socialista Rubén Giustiniani fue de los más mesurados: “El país vive un verdadero malestar e impotencia en la que perdemos todos. Insistimos en el camino del diálogo y consideramos una estupidez quienes quieren arrodillar al otro”. Flanqueado por el pattista Dante Camaño y el empresario Francisco De Narváez, el macrista Federico Pinedo dijo que la política gubernamental apunta “a destruir a los productores de soja como lo hizo con la carne, la leche y el trigo”. Rodríguez Saá leyó los “documentos” que el gobernador puntano, su hermano Alberto, redactó contra la política agraria del kirchnerismo.

“Está faltando un mediador. Y Samoré se murió. Este gobierno no sabe retroceder, necesitamos un puente de plata. Pero ese puente de plata tiene que aparecer. Acá podríamos recurrir a la Corte Suprema”, dijo desafiante Chiche Duhalde. “No olvidemos que la propuesta que consensuamos fue por la derogación de la resolución 125”, recordó Sanz para cerrar y salir al cruce de la proclama de la esposa del ex mandamás del PJ bonaerense.

Luego hubo abrazos y sonrisas. Era la primera vez que los más enconados detractores del Gobierno se reunían bajo un mismo techo.


Para Duhalde, “es ridículo”

El ex presidente Eduardo Duhalde volvió a hablar en medio del lockout rural. Esta vez, sostuvo que el conflicto entre el Gobierno y las entidades que representan al sector agrario es “ridículo” y le aconsejó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que empiece a “copiar a Brasil, porque está ubicado entre las principales economías del mundo”. “Los productores rurales que hoy están en las rutas son los mismos que hace algunos años estaban con nosotros, y son los mismos que esta noche (por ayer) estaban en el Congreso”, remarcó el ex senador y ex gobernador bonaerense, sobre quien existen versiones de que podría buscar una candidatura en 2009.

“Y lo que digo ahora es que lo que está pasando es ridículo”, destacó Duhalde, durante un acto del Movimiento Productivo Argentino (MPA), donde habló sobre la necesidad de capacitar y ampliar el conocimiento de políticas productivas a una nueva generación de dirigentes. El ciclo estuvo a cargo del duhaldista Carlos Brown.

Compartir: 

Twitter
 

Los dirigentes de las cuatro entidades agropecuarias y los legisladores en el repleto Salón Azul del Senado.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.