SOCIEDAD › TRAS LA SUSPENSIóN DE LAS OBRAS DE AUSA, PROPONEN REVITALIZAR PARQUE CHACABUCO

Plan para recuperar un espacio verde

Proponen forestar, crear bicisendas, construir una nueva pista de atletismo e instalar paneles acústicos, según el plan al que accedió Página/12. Los vecinos, que lograron que se paralicen las obras, reclaman que se los consulte y proponen una ley para el manejo del parque.

 Por Eduardo Videla

El gobierno porteño resolvió suspender las obras de AUSA en Parque Chacabuco después de elaborar un “programa de revitalización” de ese espacio verde, que incluye la reforestación con cortinas de árboles para amortiguar el impacto acústico de la autopista, la construcción de bicisendas y de sendas peatonales e instalación de una pista de atletismo con material sintético, de acuerdo con el anteproyecto al que tuvo acceso Página/12. La propuesta del Ministerio de Desarrollo Urbano incluye además la instalación de pantallas de policarbonato para la protección acústica. Los vecinos que lograron la paralización de la obra reclaman participación en el plan de reformas del parque.

El jefe de Gobierno resolvió el lunes dar marcha atrás con las obras que se habían iniciado el año pasado pero que cobraron impulso a partir de diciembre, con la asunción del actual gobierno. Ayer mismo se publicó en el Boletín Oficial el decreto que “excluye del Plan de Obras Viales en Autopistas el acceso a AU 25 de Mayo y peaje en Parque Chacabuco” y suspende la realización de la audiencia pública que había sido convocada para mañana. AUSA, por su parte, deberá licitar la demolición de los pilotes construidos.

Mientras los trabajos avanzaban, el Ministerio de Desarrollo Urbano encargó un estudio técnico a una consultora privada, que le permitió arribar al siguiente diagnóstico:

- El pedido de algunos vecinos de una subida y una bajada de la autopista (no del todo aprobada por el resto de la comunidad) puso en crisis el paisaje del parque, alterado desde 1978 con la construcción de la Autopista 25 de Mayo.

- El Gobierno de la Ciudad y AUSA empezaron las obras, lo que provocó “una destrucción del ecosistema del parque: tala de árboles y arbustos, contaminación ambiental y sonora, destrucción de la capa fértil del suelo, alejamiento de las aves.

- La presencia de la autopista y otras construcciones (escuelas e instalaciones deportivas) hacen necesaria una puesta en valor del parque.

- Faltan bancos, cestos y una iluminación de mayor calidad. Los bordes externos deben ser reparados y parquizados, al igual que las veredas.

A partir de ese diagnóstico, el ministerio formuló la propuesta de “revitalización” que, según anunció Macri, debería cumplirse en un plazo de dos años. Los siguientes son los principales puntos del proyecto:

- Crear dos sistemas de circulación que involucren a todo el parque: un recorrido peatonal y una cinta aeróbica con bicisenda.

- Construir estaciones aeróbicas (espacios para realizar ese tipo de actividades), lugares de estar, juegos para mayores y juegos para niños.

- Reforestación en los bordes de la autopista con una cortina de álamos piramidales, lapachos y jacarandáes, ceibos y cina-cinas, con el propósito de crear una cortina que amortigüe el ruido.

- Ejecutar una pista de atletismo con materiales sintéticos, campo de saltos y de lanzamiento, instalaciones que deberían ser aprobadas por la Federación de Atletismo y el Comité Olímpico.

- Instalación de pantallas de policarbonato para minimizar el impacto acústico de la autopista.

- Prohibición absoluta de nuevas edificaciones en el parque; restricción absoluta a toda publicidad visual o sonora; prohibición de circulación de vehículos en los caminos internos.

Consultados por este diario, los vecinos reclamaron participación en el proyecto. “Si nosotros fuimos el principal sostén para parar las obras, deberían venir a hablar con nosotros para conocer nuestra opinión antes de ejecutar las reformas”, opinó Gustavo Colángelo. “Vamos a proponer que se debata una ley del parque, para que las distintas jurisdicciones que ocupan espacios actúen en forma coordinada, y en la que se dé participación a los vecinos y a las entidades barriales en el manejo del parque”, agregó Eduardo Jalón. “Hoy en el parque hay sectores que dependen de Educación, otros de Cultura, de Deportes, Metrovías, AUSA y Espacios Verdes, y cuando hay una emergencia no pueden responder en conjunto”, explicó.

Compartir: 

Twitter
 

Tres bocetos de las obras muestran la futura forestación, espacios para descanso y las bicisendas.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.