EL PAíS › OFICIALISMO Y OPOSICIóN, UNIDOS EN EL REPUDIO

“Construir en lugar de separar”

La decisión del intendente Gustavo Posse de construir un muro “de la seguridad” produjo el milagro: los políticos se pusieron de acuerdo a la hora de rechazar la idea. “El muro es una involución. Estoy asombrada, son medidas separatistas. En lugar de separar hay que construir”, declaró la presidenta Cristina Fernández. Desde la oposición, Francisco de Narváez, candidato a diputado por Unión-Pro y cuya campaña hace eje en la seguridad, sostuvo que “si la idea es construir ladrillos para separar, es como reconocer el fracaso del Estado, que no tiene políticas públicas para la inclusión y que no sabe proveer seguridad a los ciudadanos”. El ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, dijo que le da “una pena fenomenal” la idea de Posse, a la que calificó de “una muestra de desprecio hacia el resto de la gente”.

Fernández sostuvo que la construcción de un paredón “refleja un viejo concepto que existen dos clases de exclusiones, la de los que menos tienen y viven en una inseguridad constante y, del otro lado, la exclusión voluntaria de los que también viven la inseguridad, que se aíslan en guetos de prosperidad”. El funcionario nacional dijo que la de Posse es una “actitud canallesca” que juega con la encuesta electoral.

La secretaria de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior, Raquel Kismer de Olmos, le pidió a Posse que “tenga a bien reflexionar y dejar sin efecto” la obra porque se trata de “una decisión incorrecta que atenta contra la democracia, la Constitución y la convivencia”. El jefe de Gabinete, Sergio Massa, rechazó la iniciativa y aseguró que “hay que abrir calles en lugar de levantar muros”.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, consideró que el muro “es un error” y que Posse tendría que “repensar” la idea porque “la solución no puede ser cortarnos cada uno por su lado”. Scioli afirmó que “la inseguridad se combate con más inclusión y no con discriminación”. El mandatario bonaerense recalcó que “la vida y la seguridad de los más humildes vale tanto como la de los sectores pudientes”. El ministro de Seguridad de la provincia, Carlos Stornelli, subrayó que la medida “es un disparate” y anticipó que su gobierno “la va a impedir”.

El ministro de Desarrollo Social bonaerense, Daniel Arroyo, dijo a su vez que los problemas “no se tapan con muros, sino que se solucionan con el trabajo conjunto, con apoyo a los jóvenes y con la generación de redes sociales que contengan a los sectores de menores recursos”. El intendente de San Fernando, Osvaldo Amieiro, quien quedaría del otro lado del muro, se presentó ante la Justicia de San Isidro para pedir que se suspenda la construcción de “este anacrónico muro de Berlín” que constituye “una ofensa discriminatoria que cercena el derecho del vecino a circular libremente, a acceder a la escuela y a los centros de salud”.

Santiago Cafiero y Leandro Martin, del Partido Justicialista de San Isidro y del bloque de concejales del partido, rechazaron la postura de Posse. También se declararon en contra la senadora María Cristina Perceval y el candidato a diputado nacional Martín Sabbatella.

Compartir: 

Twitter
 

El barrio quedó en guardia para que no avanzaran los trabajos.
Imagen: Guadalupe Lombardo
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.