EL PAíS › EDUARDO REESE, SOBRE LA EXCLUSIóN

“Fractura social”

 Por Soledad Vallejos

“El argumento de la inseguridad pone de relieve los procesos discriminatorios de los sectores de altos ingresos”, afirma Eduardo Reese, docente de Urbanismo de la Universidad de General Sarmiento. Que el intendente Posse haya dicho que el muro servirá “para que la gente honesta tenga mayor seguridad” lo obliga a la repregunta. “¿Quién le garantiza a él que la gente honesta vive en La Horqueta?”

–La fragmentación social, la desigualdad y la segmentación han sido el núcleo duro de la herencia del menemismo y la dictadura, que desde el 2003 no se pudo romper: los indicadores sociales han mejorado, pero la desigualdad no se modificó, igual que la informalidad en el acceso a la tierra. Y ahora la fractura social está concretada en la pared de Posse. Es preciso pensar esto desde la política social, la política urbana, trabajar sobre un mejor reparto de los beneficios del desarrollo urbano. Cuando la Presidenta alaba el modelo de Puerto Madero y después habla de redistribución, se equivoca: Puerto Madero es el modelo de la discriminación social.

–Obedece a la lógica del barrio cerrado, por ejemplo, en que no se puede circular o llegar en transporte público.

–Es que no tiene muro físico y concreto, pero tampoco colectivos ni subtes, y no le interesa. Hay muros que se construyen físicamente, como el de Posse, y otros simbólicamente, como en Puerto Madero. En Argentina es posible tocar 20 millones de cosas, menos la renta de la tierra. Eso funcionó siempre como explicador de acumulación de fortuna de los ricos o como refugio de ahorro de los pobres, pero para ambos sectores la tierra es un total, algo indiscutible. Por eso la renta de la tierra es el principal explicador de la fractura urbana en el país.

–Pero el argumento es la inseguridad, no necesariamente la pobreza.

–La peligrosidad es una excusa, insisto en que es falaz que de un lado estén los buenos y del otro los malos. Lo interesante es que la gente de La Horqueta puede venir a pasear por la puerta de mi casa, pero no puedo ir yo a pasear por la puerta de su casa.

–La intención de evitar la circulación de gente que no viva ahí recuerda el debate de principios de siglo XX ante la posibilidad de que circularan tranvías por avenida Alvear, algo que finalmente se descartó para que esa calle no perdiera exclusividad.

–Porque es el mismo argumento que históricamente, en Argentina, han tenido los sectores de altos ingresos y que el mercado inmobiliario hace realidad, cuando convierte ese sentimiento de los sectores de altos ingresos en una discriminación espacial. En la dictadura, Cacciatore echaba a los pobres diciendo que para vivir en Buenos Aires había que merecerlo. Posse hace el muro y dice que quiere proteger a los vecinos de La Horqueta. ¿Cuál es la diferencia, si en los efectos sociales resulta igual?

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.