EL PAíS

A confesión de parte...

Felipe Solá admitió ayer que con Francisco de Narváez y Mauricio Macri discuten “sin asco”, pero valorizó el hecho de que los enfrentamientos sean puertas adentro y que “los problemas no se hacen públicos”. Y bromeó frente a las versiones sobre una ruptura con sus socios. “Sí, hoy me dejaron entrar acá porque tengo salvoconducto”, ironizó en el marco de la actividad de campaña que compartió junto a De Narváez y la primera candidata a diputado PRO en la Capital Federal, Gabriela Michetti.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.