EL PAíS › OPINION

Por qué ahora sí lo hacen

 Por Alejandra Dandan

El proyecto de intervención sobre Santiago del Estero tal vez termine de definir el frente interno del PJ. Hasta ahora el Ejecutivo había jugado con mucha cautela en territorio de los Juárez. Los voceros de Néstor Kirchner negaron una y otra vez la intervención como salida a la crisis en la que se debate la provincia desde junio. Ahora la decisión política es distinta. Un día después del congreso justicialista, Kirchner parece decidido a enfrentarse con la estructura partidaria: Santiago ahora sí aparece en la primera línea de su agenda política. Será el Congreso –y las fuerzas que logre reunir dentro del PJ– el escenario que terminará definiendo el futuro de Santiago. Hasta ahora el Gobierno había esgrimido infinidad de razones para explicar por qué no intervenía. Incluían la experiencia nefasta en la materia que atravesó la provincia entre el ’93 y el ’95. Aquella intervención impulsada por Carlos Menem había terminado con el regreso de Carlos Juárez, legitimado por las elecciones de 1995. Con este argumento de fondo, los hombres cercanos al Presidente repetían como un dogma: “No queremos más muertos políticos; la historia del peronismo está llena de cadáveres que vuelven”. En esa lógica, estaban convencidos de que, para no volver, Juárez debía irse solo. Pero la no intervención tenía otras razones, las mismas que ahora se están poniendo en juego: el PJ, la autonomía provincial y los caudillos de provincias. Una embestida nacional contra Santiago hace unos meses hubiese significado un enfrentamiento insalvable y peligroso entre Nación y caudillos, Kirchner y el PJ. Esas condiciones no cambiaron. Una intervención federal en cualquier provincia en este momento puede generar el mismo tipo de malhumor entre los viejos caudillos peronistas del norte. Y puede profundizar la crisis con la llamada zona pampeana, desde donde los bonaerenses sostuvieron como aliado a Juárez. Kirchner parece ahora dispuesto a profundizar el enfrentamiento. La intervención es una apuesta que sigue las características de sus decisiones habituales: tiene punch político entre la oposición y un amplio consenso en la opinión pública. No dentro del peronismo.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Por qué ahora sí lo hacen
    Por Alejandra Dandan
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.