EL PAíS

En el campo, a destajo

El trabajo “a destajo” en el campo es uno de los obstáculos para combatir el empleo precoz, consideró Nora Schulman, directora ejecutiva del Comité de Aplicación y Seguimiento de la Convención Internacional de los Derechos del Niño. “No tiene control, es en negro y además, los chicos están incluidos en el grupo familiar. Les pagan por bolsa de lo que cosechan o recolectan. Cuanto más trabajan, más ganan”, objetó.

“Nuestra propuesta, que es la de la CTA, es una asignación universal por hijo hasta los 18 años. Para los niños y niñas el único trabajo es la escuela. Se han hecho publicaciones para concientizar sobre este tema, pero no vemos que haya desde el Estado una política nacional para erradicar el trabajo infantil”, apuntó Carola Abrales, de Ctera, representante sindical en la Conaeti.

Para Silvio Feldman, rector de la Universidad Nacional de General Sarmiento y estudioso del problema, “la manera de evitar el trabajo infantil es garantizar que los padres ganen dignamente. Hay que pensar en medidas para los padres, como guarderías para que puedan dejar a sus hijos y subsidios en asignaciones familiares. Y poner el acento en la educación de los chicos”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.