EL PAIS › HALLU CRITICO A LA FUBA Y DEFENDIO SU ELECCION

“Una minoría de delincuentes”

 Por Javier Lorca

“Son una minoría de delincuentes, no son estudiantes” que “vinieron a buscar salir lastimados”. Rubén Hallú (55), decano saliente de la Facultad de Veterinarias, peronista de toda la vida, dedicó sus primeras declaraciones como rector de la UBA a la izquierda estudiantil que conduce la federación universitaria. Un rato después, en diálogo con algunos periodistas, defendió su designación: “Respeto todas las opiniones, pero no comparto que la asamblea haya sido un fraude”.

–En el salón no se escuchaba nada –le recordó Página/12.

–Hubo 170 asambleístas que votaron por la afirmativa. Y por si había dudas se refrendó con las actas lo que había votado cada uno. Desgraciadamente, fue una situación complicada. No queríamos que fuera así, pero con gente dispuesta a no dejar sesionar a cualquier precio era muy difícil de resolver. Espero que estas minorías recapaciten e ingresen en un proceso democrático, donde las decisiones tienen que salir del debate.

–Más allá de las valoraciones, ¿qué política va a desarrollar para convivir con estos sectores estudiantiles?

–En febrero vamos a llamar a una sesión extraordinaria del Consejo Superior y abrir el proceso de reforma del estatuto. Ellos tendrán que decidir si aceptan sentarse a discutir o no participan. ¿Por qué hasta ahora prefieren no sentarse a discutir, por ejemplo, el tema de la Coneau (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria)? Yo le digo por qué: porque sus consignas de que la Coneau es la privatización o el acortamiento de las carreras no las podrían sostener ni cinco minutos en un debate.

Hallú llega al rectorado de la UBA como representante de un acuerdo alcanzado por la mayoría de los decanos, cuya plataforma de acción prevé reformar los estatutos, reclamar un aumento presupuestario y salarial, rentar a los docentes ad honórem, ir hacia la gratuidad de los posgrados, fortalecer el rol social de la universidad, entre otras propuestas. “Tanto Hallú como yo estamos comprometidos con esos puntos desarrollados de común acuerdo”, dijo Jaime Sorín, decano de Arquitectura y, como parte del consenso, nuevo vicerrector. “Tenemos que demostrar que la UBA está dispuesta a cambiar... El saber debe vincularse al destino colectivo, a la Nación como comunidad. Este debe ser el objeto fundamental del cual reciben su sentido todos los horizontes de la actividad universitaria.” Antes de que concluyera la sesión del Consejo Superior que lo designó, Sorín expresó su deseo de que Jorge Julio López “aparezca con vida” (ayer se cumplieron tres meses de su desaparición) y manifestó también su preocupación por la situación de los estudiantes detenidos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.