EL PAIS

En Mendoza, Jaque arriba del armado radical K

En la provincia del vicepresidente electo, Cobos festejaba los resultados nacionales mientras se caía el armado local: el PJ le ganaba por siete puntos al radicalismo K, con apenas el ocho por ciento de los votos escrutados, en un proceso muy lento.

 Por Eduardo Tagliaferro
desde Mendoza

¿Vuelve a repetirse la historia? Ese era el fantasma que anoche recorría las calles de Mendoza. El temor no estaba en conocer el resultado del voto a presidente, ya que Cristina Fernández de Kirchner se imponía por cerca del 56 por ciento de los votos, sino en saber quién sería el próximo gobernador mendocino. El recuerdo de la elección cordobesa agitaba a más de un dirigente y periodista. Desde hora temprana, los seguidores del pejotista Celso Jaque instalaron la idea de su triunfo por sobre la Concertación, esa construcción que apadrina Néstor Kirchner y consagró al radical Julio Cobos como vicepresidente del Frente para la Victoria. A una cuadra del hotel donde los peronistas preparaban su festejo, el ministro de Seguridad mendocino, el radical K Alfredo Cornejo, aseguraba que sus encuestas a boca de urna daban “un virtual empate técnico”. No ahorró palabras al acusar al peronismo: “El PJ está mintiendo y está preparando un escenario como el de Córdoba”. También subrayó que esperaba el reconocimiento del Presidente, ya que “gracias al apoyo de la Concertación la candidata Fernández de Kirchner ganó en primera vuelta”. Pero al final de la larga jornada, bien pasada la medianoche, el oficialismo reconoció la derrota públicamente.

Para destacar el triunfo del binomio presidencial, Cornejo recordó que la fórmula del oficialismo había perdido “en Córdoba a manos de Roberto Lavagna, en Santa Fe a manos de Elisa Carrió y en Capital Federal, mientras en Mendoza gana por el 56 por ciento”. El ministro mendocino le pidió prudencia y civismo al peronismo y señaló que ellos no habían aparecido frente a la prensa porque el escrutinio era lento y exigía precisiones. Aventuró que los periodistas gráficos tendrían que armarse de paciencia. Al cierre de esta edición se especulaba que los datos oficiales para tener una tendencia precisa recién se conocerían bastante después de la 1 de la mañana. En diálogo con este diario, el encuestador Alberto Isuani, habitual consultor del gobierno mendocino, confirmó que sus mediciones a boca de urna le daban empate técnico, con dos puntos a favor de Jaque: “La boca de urna provincial me da 34 puntos para Jaque y 32 para Biffi. Esa diferencia se saldará con el recuento”.

A una cuadra del hotel en el que estaba reunida la Concertación, el peronismo exhibía un clima festivo. Todos los asesores transmitían que se imponían por 6 puntos de diferencia y hasta se había improvisado una tarima para preparar actos de festejo. Varias contradicciones no cerraban para los encuestadores. En las bocas de urna se adelantaba un fuerte corte de boleta. Algo que no se verificaba cuando comenzaron a abrirse las primeras urnas. Esto hacía sospechar de la certeza de esas mediciones.

Apenas se cumplió la hora en la que se podía transmitir encuestas, el consultor Antonio De Tomasso, de la encuestadora IOPS, con sede en San Juan, enfrentó a los periodistas reunidos en el Hotel Executive. Antes de presentar sus guarismos, De Tomasso se presentó en sociedad. Comentó que él había realizado las encuestas en las que se apoyó el triunfo del cordobés Juan Carlos Schiaretti. También dijo que había trabajado para el oficialismo en San Juan y La Rioja. La presentación hablaba por sí misma y daba cuenta del respaldo que los peronistas José Luis Gioja, José Manuel de la Sota y Mario Das Neves le dan a Jaque. El encuestador aseguró que Jaque se imponía por casi 6 puntos.

El oficialismo mendocino continuaba reunido en el piso 9 del Hotel Aconcagua. El mismo piso desde el que Charly García se tiró hacia una pileta de natación. A esa altura, ninguno de los miembros de la Concertación recordaba el tema musical “Me tiré por vos”. Cornejo y la senadora Marita Perceval fueron los que bajaron desde el 9º piso hasta la sala de prensa ubicada en el primero. Cornejo aseguró que “el empate se da en alrededor del 32 por ciento de los votos”. No ahorró calificativos al hablar del peronismo: “No nos explicamos tanta liviandad. No se pueden consagrar como ganadores con los resultados de boca de urna”.

Antes de presentarse frente a la prensa, Cornejo habló telefónicamente con Cobos. Desde Buenos Aires, el gobernador no ocultaba su preocupación por los resultados mendocinos. Una derrota es un trago difícil de digerir para los radicales K, que quemaron sus naves por la Concertación. Un proyecto que Kirchner tendrá que reconsiderar si es que el PJ se impone en Mendoza. No sólo por el resultado provincial, sino por el aglutinamiento de dirigentes provinciales del peronismo que están comenzando a reunirse detrás de la sigla partidaria. A la medianoche recién se había computado el 4 por ciento de las 3 mil mesas electorales. La página oficial del Ministerio del Interior de la Nación, que mostraba más rapidez que la información provincial, le daba el triunfo a Jaque con el 36% por ciento contra el 29 por ciento a favor de César Biffi.

Compartir: 

Twitter
 

El pejotista Celso Jaque le ganaba al radical K Cornejo por siete puntos.
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.