SOCIEDAD › MARCHA ATRAS CON EL ANUNCIO DE MACRI DE CERRAR EL BORDA Y EL MOYANO

Psiquiátricos bien abiertos

El ministerio se comprometió con profesionales y trabajadores a no cerrar los neuropsiquiátricos. Hace un mes, Macri anunció que en dos años se cerrarían. El acta ratifica que se construirán “nuevos hospitales de salud mental”, en contra de la ley.

 Por Pedro Lipcovich

“No se efectuará el cierre de los hospitales Moyano y Borda.” Este compromiso fue asumido por escrito –y sin darlo a conocer públicamente– por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, en un acta de compromiso con entidades médicas y gremiales vinculadas con los neuropsiquiátricos. El acta discrepa del anuncio formulado a principios de abril por Mauricio Macri, quien había previsto el cierre, en el término de dos años, de ambos institutos de internación psiquiátrica. Lo que se ratificó en el acta es el plan de construir “nuevos hospitales en salud mental”, es decir, según lo ya anunciado, diez nuevos centros de reclusión. En cuanto al Borda y el Moyano, el ministro de Salud porteño dijo ayer que su cierre podrá ser “en dos, tres, más años o nunca”, y la titular de la Comisión de Salud de la Legislatura (de la bancada del PRO) estimó que el cierre en dos años fue “una expectativa de Macri, de la que dudo mucho”. La legisladora macrista admitió el criterio, sostenido por la OMS, de abrir camas de internación psiquiátrica en los hospitales generales, pero –como ya lo había hecho el Consejo General de Salud Mental– denunció que “los profesionales de los hospitales se niegan a aceptarlo”.

El acta, fechada el 24 de abril, fue firmada por Miguel Angel Schiavone, subsecretario de Atención Integrada de Salud, “en representación del Ministerio de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, y representantes de la Federación Médica Gremial de Capital Federal (Femeca), de la Asociación de Médicos Municipales, de la Federación de Profesionales y del Sindicato de Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires (Sutecba).

El compromiso establece: “No se efectuará el cierre de los hospitales psiquiátricos Braulio Moyano y José T. Borda” y que habrá “remodelaciones edilicias”; “construcción de nuevos hospitales de salud mental, casas de medio camino y hogares sustitutos”, y “relevamiento y actualización de la necesidad de recursos humanos”.

Ayer, ante la Comisión de Salud de la Legislatura, Jorge Lemus, ministro de Salud porteño, afirmó que “los hospitales Moyano y Borda son irrecuperables” en lo edilicio, pero que “no se van a cerrar hasta que no haya dispositivos que los reemplacen”, lo cual “puede ser en dos, tres, más años o, si no se hace nunca, nunca”. La diputada Alicia Bello (Frente para la Victoria) preguntó “cuál es la necesidad de construir ocho o diez nuevos centros de internación, en lugar de la desinstitucionalización que especifica la ley 448”.

La diputada Lidia Saya (PRO), presidenta de la Comisión de Salud, subrayó que “ni el Borda ni el Moyano se cerrarán hasta tanto estén en funcionamiento los dispositivos alternativos mencionados en el Plan de Salud Mental del gobierno” (ver notas en Página/12, el 2 de abril y el 27 de abril). En cuanto al plazo de dos años que se precisó el 1º de abril, “es una expectativa de Macri, de la que dudo mucho. Los que entendemos de estos temas sabemos que, en las reformas de salud mental, uno sabe cuándo se inician pero no cuándo están listas”.

–¿Usted acuerda con el proyecto de abrir nuevos centros de internación psiquiátrica, en lugar de la internación en hospitales generales que recomienda la OMS? –preguntó Página/12 a Saya.

–A los profesionales de los hospitales generales, empezando por la conducción de los servicios, les cuesta horrores aceptar patologías severas en salud mental, casi tanto como les cuesta aceptar el trabajo con adictos; hace dos o tres años, cuando se intentó hacerlo, los directores se opusieron, y la infraestructura de los hospitales no es la adecuada –contestó la legisladora.

–Pero, si es así, ¿no habría que llegar a cambiar esa situación institucional, en lugar de hacer nuevos centros de internación?

–No se puede lograr a presión –contestó Saya–. Pensamos en una política de Estado, que llevará tiempo y donde lo esencial es el recurso humano.

Por su parte Angel Barraco, del Consejo General de Salud Mental (CoGeSaM, previsto por la ley 448 como organismo asesor), denunció “que el Consejo no fue consultado” y afirmó que el gobierno porteño “hizo una transacción con las entidades médicas: ‘Te dejo el Borda y el Moyano, pero construimos diez hospitales de 50 camas’. Esos nuevos centros no hacen falta: con destinar 20 camas de hombres y de mujeres en diez hospitales generales, ya tendríamos 400 camas”.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Lemus afirmó que “los hospitales Moyano y Borda son irrecuperables” en lo edilicio.
Imagen: Silvana Miyashiki
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.