EL PAíS › EL JEFE DEL COMANDO SUR, JAMES STAVRIDIS, DE RECORRIDA EN LA ARGENTINA

Con ondas de amor y paz

El marino aseguró que el relanzamiento de la IV Flota “nunca tendrá capacidades ofensivas”. Desde el Ministerio de Defensa dejaron trascender la molestia porque no habían anticipado esa decisión.

 Por Nora Veiras

El almirante James Stavridis, jefe del Comando Sur de las fuerzas armadas de los Estados Unidos, entró rodeado de un pequeño séquito de oficiales y empezó a sonar la música de Misión Imposible. No era una puesta en escena, sino el (in)oportuno ringtone de un celular de la embajada. Risas incómodas y el apuro por apagarlo precedieron la rueda de prensa del marino, que habló de las “excelentes” relaciones entre las fuerzas armadas de su país y de la Argentina e insistió en que la IV Flota, que empezará a navegar por América latina y el Caribe, “nunca tendrá capacidad ofensiva”. Desde la cartera de Defensa se mostraron menos grandilocuentes al evaluar el encuentro con Stavridis: informaron que se habían quejado porque el relanzamiento de la IV Flota no había sido anticipado y destacaron que ante una pregunta del marino sobre la posición argentina respecto de la situación en Bolivia, ratificaron el “firme respaldo al proceso institucional que encabeza el presidente Evo Morales”.

Stavridis se convirtió en octubre del 2006 en el primer marino en llegar a la jefatura del Comando Sur, una muestra del rol que los Estados Unidos le darán a la acción naval en la relación con el subcontinente. A pesar de su dominio del español, el almirante nacido al sur de la península de Florida apeló al auxilio de una traductora porque “es importante usar las palabras exactas”. Destacó como las cinco misiones de la IV Flota: “Respuesta a desastres naturales”, “Ayuda humanitaria”, “Operaciones médicas”, “Colaboración en la lucha contra el narcotráfico” y “Cooperación para la defensa del Medio Ambiente, la Ciencia y la Tecnología”.

La IV Flota fue desactivada en 1950, luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial, ya que su objetivo había sido enfrentar a los submarinos alemanes que se orientaban hacia América. La administración de George W. Bush la relanzará a partir del 1º de junio, en el marco de una estrategia global basada en controlar los mares de una región de la que importa un tercio del petróleo que consume proveniente de Venezuela, México y Ecuador. En la entrevista con el secretario de Asuntos Internacionales para la Defensa, Alfredo Forti, Stavridis reconoció como un “error comunicacional” la ausencia de información previa al gobierno argentino sobre esa decisión.

–¿Cuál es la opinión del Comando Sur sobre la creación del Consejo de Defensa Sudamericano que impulsa Brasil? –le preguntó un cronista al almirante estadounidense.

–Estoy a favor de cualquier forma de cooperación entre las naciones de la región. El aspecto más fuerte es que somos en su mayoría naciones democráticas con una buena cooperación entre sí. No tengo detalles en cuanto a la iniciativa brasileña. No voy a hacer comentarios. Tenemos relaciones excelentes con Argentina, Brasil y Chile y virtualmente con todas las naciones de la región.

Antes de encontrarse con Stavridis, Forti se había reunido con el jefe de la Armada de Brasil, almirante Julio Suárez de Moura Neto, a quien acompañó el jefe de la Armada argentina, almirante Jorge Godoy.

En la próxima visita a Buenos Aires del ministro de Defensa, Nelson Jobim, la intención es “consensuar un punto de vista común” acerca del proyecto de defensa del subcontinente que impulsa el gobierno de Lula da Silva.

En la acotada rueda de prensa con diarios y agencias de noticias en el Sheraton Tower, Stavridis aseguró que la embarcación más importante de la flota será el buque hospital “Comfort” y dijo que el portaaviones “George Washington” –valuado en 4500 millones de dólares– sólo ha participado en forma aleatoria durante veinte días en tres años. Remarcó la atención a más de 1,2 millón de pacientes a lo largo de cuatro años. Posteriormente, el asesor de prensa del Comando Sur detalló que el área veterinaria también le brindó atención a 250 mil animales domésticos.

Stavridis dijo: “Creo que en la región existen ideas diferentes en términos políticos y económicos. Para los Estados Unidos, la democracia, el mercado libre, la libertad, los derechos humanos y el comercio libre son los pilares. Hay otras ideas que compiten con esas, pero no son una amenaza, son ideas alternativas. El populismo radical no es una amenaza es otra idea”. Destacó que “la excepción” a esa definición es “Cuba”. Sobre Venezuela, en cambio, dijo: “Mantenemos relaciones diplomáticas”.

El marino precisó los alcances de su estrategia: “En Colombia, las FARC están atacando al gobierno de Colombia y los militares de Colombia están luchando contra eso. Nosotros hemos ayudado en forma mínima, nunca con más de seiscientas personas y no habrá más”. El almirante dijo que en el caso de la Argentina conocen y respetan la separación entre las actividades de Defensa y Seguridad. “Las fuerzas armadas no participan en la lucha contra los narcóticos. No vamos a buscar cooperación en esa área”, dijo.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe del Comando Sur, James Stavridis, no estuvo con la ministra de Defensa, Nilda Garré.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.