EL PAíS › LA OPOSICION LE ECHO LA CULPA AL GOBIERNO POR EL FRACASO DE LAS NEGOCIACIONES

Críticas a la “trampa” y la “soberbia”

Desde el centroizquierda hasta la derecha, hubo críticas al gobierno nacional. Para Carrió el diálogo fue una “burla”.

 Por Werner Pertot

La oposición cuestionó en bloque el fracaso de las negociaciones con las entidades rurales y le echó toda la culpa al Gobierno. En primera fila, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, sostuvo que “el llamado al diálogo fue una burla y una trampa”. Mientras viaja por el Sur y mantiene encuentros con productores rurales, Lilita se hizo eco de un pronóstico que había hecho antes de la caída de las negociaciones: “Estaba claro que Néstor y Cristina Kirchner iban a traicionar al campo”, sentenció. En tanto, Francisco De Narváez remarcó que “los problemas no se resuelven desde la soberbia y los gritos. El campo quiere vivir y producir en paz”.

Carrió estuvo ayer en El Bolsón y General Roca, dos ciudades cubiertas de cenizas. En su segundo destino, tuvo un encuentro con productores, a quienes llamó a “defender la tierra y los lagos patagónicos que son vendidos y que se están extranjerizando”. Por su parte, la titular de Unión por Todos, Patricia Bullrich, observó “una estrategia del Gobierno de generar una situación de desgaste y llevar una negociación a la nada. La idea es volver al discurso del ataque al gobierno popular”. “Van al conflicto porque la situación económica es indisimulable”, consideró.

“¿Además de gritar, el Gobierno tiene alguna idea para parar la inflación?”, se preguntó De Narváez, en el mismo sentido. “¿Van a congelar los precios y perseguir a los comerciantes? ¿Es ésa la propuesta?”, inquirió el ex candidato a gobernador. Su ex compañero de fórmula, Jorge Macri, destacó que “las internas del Gobierno destruyeron el diálogo”.

En tanto, el jefe del bloque macrista en Diputados, Federico Pinedo, aseguró que “el Gobierno boicoteó la negociación, porque dio señales de que no iba a cumplir con la apertura de las exportaciones de carnes. Por un capricho político, van a generar más inflación, más paro y desocupación en las industrias vinculadas con la producción agropecuaria”.

“¿Dónde estamos frente a un conflicto con un sector productivo o por iniciar una guerra?”, ironizó el titular del Comité Nacional de la UCR, Gerardo Morales, quien cuestionó la presencia de la Gendarmería en las rutas: “La militarización del conflicto sólo agregaría más leña al fuego”.

“Le pedimos al ex presidente que deje gestionar al gobierno que encabeza su esposa. Ellos no son los dueños del país”, cuestionó Morales. “Néstor Kirchner, en una actitud autoritaria más acorde a las dictaduras que a un dirigente democrático, se entromete y evita continuar con el diálogo”, advirtió el dirigente radical.

Desde el socialismo, el senador Rubén Giustiniani destacó ante Página/12 que “el Gobierno lamentablemente eligió el peor camino, que es la confrontación. La experiencia de los 23 días del conflicto pasado nos muestra que perdimos todos: el Gobierno vio descender su imagen, la producción perdió millones de dólares y el ciudadano de a pie vio encarecer los productos de primera necesidad”. El dirigente planteó que el Gobierno podría ir hacia “un sistema de retenciones diferenciales”. “No se puede tratar de igual manera al pequeño productor que al pool de siembra”, estimó el presidente del PS.

En igual sentido se pronunciaron los diputados Eduardo Macaluse y Claudio Lozano. “La negociación cae porque hay una estrategia de dilación para fracturar el frente. Pero si fueran inteligentes, separarían al pequeño productor, otorgándoles compensaciones. Las que están son insuficientes”, estimó el jefe del bloque del ARI Autónomo. Macaluse advirtió que “es difícil aceptar el discurso de la redistribución de la riqueza mientras no existe un impuesto a la renta financiera y sí se grava al pequeño productor”.

Por su parte, el economista de la CTA afirmó que “objetivamente, lo que el Gobierno hizo es tratar de arreglar con los grandes exportadores y no les dio respuesta a los pequeños productores”. Lozano remarcó que “lo único que quiso poner en discusión el Gobierno es el techo de las retenciones, que sólo preocupa a los sojeros. Por eso, seguimos con el conflicto. Tenía una medida concreta que podía haber aplicado: con la segmentación de las retenciones liberaban a los pequeños productores”.

Compartir: 

Twitter
 

Elisa Carrió habló de “trampa”. Gerardo Morales, de la “militarización” del conflicto.
Eduardo Macaluse marcó la “estrategia de dilación”. De Narváez, “la soberbia y los gritos”.
Imagen: DyN, Ana D´Angelo & Pablo Piovano
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.