EL PAíS › DECLARO UNA EX EMPLEADA DE CANCILLERIA EN LA CAUSA AUTOS

Más complicaciones para Matas

Otra ex empleada de Franquicias de la Cancillería, imputada en la causa sobre la importación irregular de autos diplomáticos, comprometió ayer al ex director de esa área Jorge Matas. Al declarar ante el juez Norberto Oyarbide, Marisol Rodríguez, contratada en la planta transitoria del ministerio, rechazó haber formado parte de una asociación ilícita dedicada a traer y vender autos libres de impuestos con franquicias diplomáticas.

La joven, de 34 años, es hija de María Cristina Santander, otra implicada, que ya declaró. Ambas usaron argumentos similares para defenderse, apuntaladas por su abogado, el ex fiscal Eamon Mullen. La madre dijo que se fue del área de Franquicias en 2006, la hija en abril de 2005. Con eso buscaban mostrar que gran cantidad de los trámites para la importación de autos de lujo que se les atribuyen fueron posteriores.

Como sea, sostuvieron, ellas eran administrativas que sólo instrumentaban órdenes de Matas, sin facultades para firmar nada. Las dos, en especial Santander, dijeron que no tenían buena relación con él. Ante la versión de que las une un parentesco con Pablo Rodríguez, uno de los intermediarios acusados, señalaron que lo conocen por una vieja amistad con el padre de Rodríguez –ex gestor en Cancillería–, pero no son parientes. Todavía está pendiente la indagatoria de Marcelo Pujó, ex director de Ceremonial, el miércoles 14. Seguirá la del propio Matas, que ayer sumó nuevas imputaciones de la Cancillería: una investigación interna descubrió que su esposa no sólo había conseguido un Audi A4 con una franquicia irregular, sino que el propio Matas le había firmado una autorización para circular con un BMW 325 modelo 2007, nacionalizado en julio de ese año.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.