SOCIEDAD › EN EL DíA MUNDIAL SIN TABACO, LOS EXPERTOS ADVIERTEN POR LA SITUACIóN EN LA ARGENTINA

“Una ley light es aún peor que nada”

Los especialistas objetan que el Congreso nunca haya ratificado el Convenio Marco, que ya firmaron 154 países. Y advierten sobre la sanción de leyes antitabaco “suaves”, promovidas por las empresas para frenar las legislaciones más duras.

 Por Pedro Lipcovich

El Día Mundial Sin Tabaco encuentra a la Argentina en una grave encrucijada: existe la posibilidad de que el Congreso de la Nación apruebe una ley para establecer espacios libre de humo y prohibir la publicidad de tabaco en todo el país, pero también existe el riesgo de que apruebe “una ley light, ineficaz, que sería todavía peor que nada”, advirtió el titular de la Asociación Argentina de Tabacología. La legislación “peor” se parecería a la que obtuvo media sanción en el Senado bonaerense y es rechazada por todas las entidades del área. A nivel nacional, parecería que el riesgo es mayor que la esperanza, si se juzga por el hecho de que el Congreso sigue negándose a ratificar el Convenio Marco, que ya ratificaron 154 países. En América latina, sólo Surinam y Argentina no lo han hecho. De todos modos, la creación de espacios públicos libres de humo avanza en el nivel de provincias y municipios: 14 millones de habitantes viven en lugares con legislación efectiva al respecto. Sin embargo, son 40.000 los que mueren cada año por fumar y 6000 por efectos del humo de tabaco ambiental.

“Es un problema grave la no ratificación del Convenio Marco para el Control de Tabaco, que ya firmaron 168 países y ratificaron 154”, destacó Raúl Pitarque, presidente de la Asociación Argentina de Tabacología. El Convenio prohíbe la publicidad, dispone crear espacios libres de humo y, en los envases, la inclusión de imágenes que desalienten el consumo. Fue firmado el 23 de septiembre de 2003 por el entonces presidente Néstor Kirchner.

“La falta de ratificación debería preocupar a la población y al Gobierno –requirió Gustavo Zabert, presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria–: hay evidencia científica de que las medidas que propone logran disminuir el consumo. Pero, también es evidente, las compañías tabacaleras internacionales y los productores argentinos de tabaco lograron influir sobre instancias políticas de la Nación para frenarlo. Entretanto, en la Argentina mueren 40.000 personas cada año por fumar y 6000 mueren por el humo de tabaco ambiental.”

El coordinador del Programa Nacional de Control del Tabaco del Ministerio de Salud de la Nación, Mario Virgolini, admitió que “la Argentina quedó totalmente rezagada a nivel internacional; con Surinam, somos los únicos países de América latina que no ratificaron el Convenio Marco. Además de las 40.000 personas que mueren, cada año se pierde un total de 800 mil años de vida saludable por causa de las enfermedades y discapacidades que causa el tabaco”.

–En 2005, el Ejecutivo presentó un proyecto en el Congreso para prohibir fumar en los lugares públicos en todo el país: ¿qué pasó?

–Entró por el Senado, pero nunca llegó al recinto y finalmente perdió estado parlamentario.

–¿El Poder Ejecutivo ha ejercido suficiente presión sobre los legisladores en este tema, como quizá lo haya hecho en otros? –preguntó PáginaI12.

–Hoy, la ministra Graciela Ocaña expresó su apoyo a la iniciativa de Graciela Giannettasio, titular de la Comisión de Adicciones, donde existe un excelente proyecto en este orden –contestó Virgolini.

Pitarque aceptó en principio ese proyecto: “Confiamos en que los legisladores lo traten próximamente. Sin embargo, también en los últimos días se presentaron otras iniciativas mucho más livianas, que permiten fumar en espacios compartidos y no limitan totalmente la publicidad. Tememos que pueda salir una ley parecida al proyecto con media sanción del Senado bonaerense, que rechazamos y esperamos no sea aprobado. Lo que hace falta es una ley basada en la creación de espacios libres de humo y en la prohibición de la publicidad de tabaco”.

La Alianza Libre de Humo Argentina (Aliar) reclamó también “una ley nacional ciento por ciento libre de humo de tabaco”, ya que “las leyes con restricción parcial violan los estándares internacionales y discriminan a grupos de trabajadores”.

Pitarque puntualizó que, de todos modos, “más de 14 millones de habitantes en la Argentina cuentan con normativas de protección del humo de tabaco, dictadas por provincias o municipios. Algunas son buenas, como en Santa Fe, Tucumán, Córdoba, Mendoza o Neuquén; otras son aceptables, como la de la ciudad de Buenos Aires, que no es ciento por ciento libre de humo.

Zabert señaló que “este año el Día Mundial Sin Tabaco apunta a los jóvenes: los nuevos consumidores que las tabacaleras requieren para reemplazar a los 40 mil que mueren por año. El mejor candidato es quien tiene toda la vida por delante y por eso los jóvenes son el primer target del marketing” (ver aparte).

Hoy, de 11 a 16, en Figueroa Alcorta y avenida Sarmiento, el Ministerio de Salud y la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria medirán gratuitamente “la edad del pulmón”, es decir, el envejecimiento que puede presentar ese órgano, aun en personas jóvenes, por efectos del humo. Del mismo lugar partirá, a las 9.30, una Caminata del Lago, organizada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

Unas 40.000 personas mueren cada año por fumar y 6000 mueren por año por el humo de tabaco ambiental.
Imagen: Fabian Gredillas
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.