SOCIEDAD › EN TEGUCIGALPA, CUATRO MUERTOS Y 65 HERIDOS, ENTRE ELLOS NUEVE ARGENTINOS

Accidente aéreo que pudo ser catástrofe

El avión derrapó al aterrizar, salió de pista y cruzó una calle. Los argentinos, integrantes de un ballet, están “fuera de peligro”.

Un avión, luego de aterrizar en el aeropuerto de Tegucigalpa, en Honduras, se salió de la pista y también de la terminal aérea, hasta estrellarse contra varios vehículos en una calle cercana. La máquina se partió en tres y murieron cuatro personas. Hubo al menos 65 heridos, entre ellos nueve argentinos que están “fuera de peligro y ambulando sin problemas”, informó a PáginaI12 Alejandro José Amura, encargado de negocios de la embajada argentina en la capital hondureña. “Las nueve personas estaban llegando hoy (por ayer) a Honduras, para participar en esta ciudad del Segundo Festival Rotario de Música de Buenos Aires. Por suerte están todos bien físicamente, no están internados. Tienen, eso sí, el estado de ánimo lógico de personas que pasaron por una experiencia muy dura”, explicó Amura. Entre los fallecidos figura el nicaragüense Harry Brautigan, presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica, y el piloto de la compañía salvadoreña TACA, César D’Antony.

“Apenas supe del accidente me acerqué al lugar de los hechos y pude conversar con los nueve integrantes del ballet argentino de tango. Ellos están bien, no están internados”, corroboró el vocero de la embajada argentina en Tegucigalpa. El único problema que tienen ahora, al menos tres de los argentinos, es que perdieron sus pasaportes. Dos de ellos tenían previsto viajar luego a México.

En declaraciones a la prensa, Enrique Porterí, director del ballet, sostuvo que en el momento del impacto, luego del aterrizaje, “no nos habíamos dado cuenta de que (el avión) se había estrellado. Pensamos que había pasado algo con las gomas del tren de aterrizaje, pero cuando salimos y vimos el desastre que había lloramos todos de angustia”. Porterí informó que la máquina, un Airbus A-320, “no venía bien, ya que había poca visibilidad y fuerte viento y le costó entrar al aeropuerto”.

El avión derrapó una vez que tocó la pista del aeropuerto Toncontin, en Tegucigalpa, y luego se deslizó hacia afuera de la estación, hasta estrellarse en un boulevard cercano. La empresa TACA hizo saber que en la máquina iban 124 personas, entre la tripulación y los pasajeros. Entre las personas fallecidas figura el chofer de un taxi que circulaba por el boulevard y que fue atropellado por el avión. El accidente tuvo puntos en común con el del Boeing de la empresa LAPA, que en el aeroparque metropolitano de Buenos Aires siguió de largo y salió de pista, cuando intentaba despegar en un viaje hacia la ciudad de Córdoba.

La ministra de Salud de Honduras, Elsa Palau, hizo saber que entre los heridos se encuentra el embajador de Brasil en ese país, Brian Michael Neele, que regresaba tras una reunión en El Salvador de la que participaron el presidente Lula da Silva y mandatarios centroamericanos.

Norman García, ex ministro de Turismo y de Industria y Comercio de Honduras, que también viajaba en el avión, afirmó que el accidente se produjo por “el clima adverso” durante el aterrizaje.

En el momento del accidente había un fuerte temporal de lluvia y viento, como secuela del paso de la tormenta tropical Alma. “El aterrizaje fue difícil porque el techo de las nubes estaba muy bajo. El piloto intentó aterrizar una primera vez, pero tuvo que levantar vuelo. En la segunda oportunidad, las llantas del tren de aterrizaje quedaron sobre las pista”, relató García.

El avión aterrizó a las 12.45 de ayer, hora de la Argentina, y los pilotos no pudieron controlarlo. Por eso se salió de pista y se estrelló en el boulevard Comunidad Económica Europea, una de las avenidas más transitadas de la zona sur de la ciudad. Los transeúntes fueron los primeros en auxiliar a los pasajeros y tripulantes que sobrevivieron a la tragedia.

El aeropuerto de Toncontin, rodeado de montañas, es uno de los más peligrosos del continente, según los especialistas en aeronáutica. Es el octavo accidente, desde 1959, que sufre la aerolínea salvadoreña.

Compartir: 

Twitter
 

“Cuando salimos y vimos el desastre que había, lloramos todos de angustia”, contó el director del ballet.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.