SOCIEDAD › SE REALIZO OTRA MARCHA POR EL ORGULLO GAY, LESBICO, TRAVESTI, TRANS, BISEXUAL E INTERSEX

Orgullo “para que voten nuestras leyes”

De Plaza de Mayo, donde hubo carpas, subieron por la avenida carrozas y columnas de la diversidad. El suplemento Soy estuvo presente y la consigna de base fue política, exigiendo nuevas leyes de igualdad.

 Por Esteban Vera

A pasos de la carpa que instaló la Comunidad Homosexual Argentina en Plaza de Mayo, cerca de la boca del subte, Fernanda, una jovencita punk bastante flacucha, se subía la musculosa amarillo patito hasta los pechos, mientras miraba cómo se iba llenando la plaza. Dejaba ver en la espalda el tatuaje de una chica rebelde sentada en unos escalones. Fernanda tiene 22 años y hace dos salió del armario. Ayer, con un grupito de amigas, fue a su primera marcha para pedir “igualdad de derechos para todos y todas”. Ella fue una de las miles de personas en la XVII Marcha del Orgullo gay, lésbico, travesti, trans, bisexual e intersex (Glttbi). La consigna fue “Voten nuestras leyes”.

La celebración comenzó en las primeras horas de la tarde, cerca de las 15, en la Plaza de Mayo. Hubo una muestra de artesanías, pinturas, recitales y varios puestos y carpas. En el espacio de la CHA repartían unas bolsitas con un flyer del Inadi (“Voten nuestras leyes”), un caramelo masticable, un chupetín y un preservativo. Sobre Hipólito Yrigoyen, los carruajes estacionados se iban llenos de personas, algunas sólo con plumas, que bailaban al ritmo de la música. Aportaron la batucada.

En la plaza abundaban las banderas con el color del arco iris, símbolo del orgullo Glttbi. Los adolescentes y jóvenes, sobre todo chicas, predominaron en la marcha, y las travestis aportaron color a la celebración. También se destacaron los body paintings. El día de sol y mucho calor contribuyeron a los diminutos atuendos.

Con la consigna imperativa “Voten nuestras leyes”, la columna Glttbi partió de la plaza pasadas las 19.20 y subió hasta el Congreso. Mientras avanzaban por Avenida de Mayo varias carrozas, incluida una del suplemento Soy de Página/12 (ver aparte), aportaban ruidos electrónicos, poperos (sobre todo de la diva Madonna), kitsch y algunas cumbias. Incluso había una autobomba que aportaba el ulular de sus sirenas. Desde el camión, algunos (seudo) bomberos arrojaban sobres de gel lubricante.

Una travesti morocha, de zapatillas blancas Topper, pollera celeste por debajo de las rodillas y pechos maquillados con purpurina, llevaba apoyada sobre sus hombros una cruz de madera. Encabezaba la columna de la Asociación de Travestis y Transexuales de la Argentina (ATTA), una de las entidades organizadoras. Detrás avanzaban con su bandera los Putos Peronistas, la agrupación que reivindica a “los pantaloneros, los costureros, los peluqueros y a las travestis con silicona barata”.

En ambas plazas reclamaron el matrimonio entre personas del mismo sexo o al menos la unión civil, el derecho a la identidad de género con documento con el nombre y sexo que han elegido, y la derogación de artículos que los penalizan y criminalizan. Esas fueron algunas de las leyes exigidas por los organizadores, la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans y la Comunidad Homosexual Argentina (Flgbt), entre otras entidades. También reclamaron “anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir; salud, trabajo, educación y justicia para todos y todas, y aparición con vida de Julio López y castigo a los asesinos del maestro neuquino Carlos Fuentealba”.

Ya sobre el final se escucharon abucheos hacia la prédica del Vaticano contra la diversidad sexual y hacia el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. También hubo silbidos para la modelo Valeria Mazza, que fue declarada persona no grata por sus dichos homofóbicos.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Lucia Grossman
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared