EL PAIS › EL ARMADO DEL PROGRESISMO QUE QUIERE DIFERENCIARSE DEL PJ

Los dilemas del centroizquierda

Jorge “Huevo” Ceballos, de Libres del Sur, lanzó su candidatura pero podría acordar con Martín Sabbatella. Las distintas líneas de la CTA evalúan sumarse. Es un espacio que no busca confrontar con el Gobierno.

 Por Fernando Cibeira

De a poco, comienza a perfilarse lo que puede convertirse en la opción de centroizquierda no kirchnerista –“ni opositora”, aclaran– para las elecciones de 2009, al menos en la provincia de Buenos Aires y con probable correlato en la Capital Federal. Si algo tienen en común el intendente de Morón, Martín Sabbatella, el subsecretario de Capacitación del Ministerio de Desarrollo Social y dirigente de Libres del Sur, Jorge “Huevo” Ceballos, el partido SI de Eduardo Macaluse y Carlos Raimundi, y la CTA tanto en la línea de su secretario general Hugo Yasky como en la de Víctor De Gennaro y Claudio Lozano es una mirada que entiende que el PJ significa un techo para cualquier proyecto que se precie de transformador. Pero también subrayan que eso no significa que no apoyarán las iniciativas del Gobierno que consideren positivas, como sucede por estos días con la estatización de las AFJP. En esa dirección, aseguran que la crisis internacional brinda el marco adecuado para el surgimiento de una nueva fuerza progresista que dé respuesta a los planteos sobre distribución de la riqueza y al rol del Estado en la economía. Y en eso están: aunque ninguno quiere hablar en público de listas, reconocen que todo apunta hacia allí.

El jueves pasado, Ceballos inauguró la temporada de lanzamientos al presentar su candidatura a diputado en el microestadio de Ferro. “No fue con la idea de ‘primerear’”, aclaran cerca de él, por las dudas que el lanzamiento pueda ser malinterpretado. El apuro, explican, estaba motivado en la idea de hacer un gesto explícito de su desacuerdo con lo que llaman “la pejotización” del proyecto kirchnerista. “Mi candidatura está al servicio de la unidad”, subrayó el Huevo Ceballos el día del acto.

En su razonamiento, compartido por los otros integrantes del sector que estuvieron en Ferro, la decisión de Néstor Kirchner de tomar al PJ tradicional como sostén político del Gobierno “le pone límites al objetivo de distribuir la riqueza”. Lo ejemplifica con los casos del gobernador Juan Carlos Schiaretti y el senador Carlos Reutemann, que se opusieron a las retenciones móviles y hoy se muestran de nuevo junto a la Casa Rosada. Sa-bbatella, en tanto, todavía no hizo pública su intención de postularse. Ese momento quedará para principios del año que viene, seguramente en un acto ante los vecinos de Morón, que ya lo votaron tres veces para intendente. A diferencia de Ceballos, que desde sus inicios formó parte del gobierno de Néstor y Cristina Kirchner, una candidatura de Sabbatella podría estar en mejor posición para conte-ner a opositores y oficialistas en este armado.

“A los kirchneristas les pedimos autonomía y a los opositores el reconocimiento de un rumbo que compartimos”, explican su postura cerca del intendente, quien lleva recorridos 30 municipios de la provincia de Buenos Aires en los últimos dos meses en plan de promoción de su partido Encuentro por la Democracia y la Equidad. En una de esas visitas estuvo el jueves en la sede de la CTA en Pilar junto al secretario general de la entidad, Hugo Yasky. “Sabbatella debe encabezar, como candidato a diputado nacional, la propuesta que una a este espacio”, largó allí Yasky, sin muchas vueltas.

Por la misma vereda

Se sabe que últimamente la línea interna dentro de la central que representan Víctor De Gennaro y Claudio Lozano no coincide con muchas de las posturas de Yasky, demasiado cercano al Gobierno para su gusto. Sin embargo, en cuanto a Sabbatella, podrían ponerse de acuerdo. “Ellos ya han dicho que su candidato en la Capital es Pino Solanas y en la provincia quien mejor los representa es Martín”, sostienen dirigentes que los conocen bien. En la intimidad, De Gennaro y Lozano todavía no dan la cuestión por zanjada. Sobre todo porque mantienen latente la posibilidad de que De Gennaro también se presente como candidato en la provincia. “Es que los alineamientos no pasan por alguna persona en particular, no creemos mucho en la regla de ‘yo me propongo’”, explican.

Ellos fueron quienes motorizaron la constituyente social que se realizó el fin de semana pasado en Jujuy. A ese evento, que inicialmente prometía un contenido más político y terminó dominado por lo social, concurrieron casi todos los integrantes de este sector. En cambio, el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi –una presencia que prometía dividir las aguas–, no participó. La constituyente social se replicará en varias provincias y habrá una movilización contra el hambre. “Desde ahí vamos a discutir la política electoral”, anuncian cerca de De Gennaro y Lozano, pero aceptan que “somos parte de la misma experiencia” con los integrantes de este sector progresista no PJ.

Lozano mantiene una alianza legislativa en un interbloque con el Partido SI. Esta vez, a diferencias de lo que sucedió con las retenciones móviles, votarán a favor del proyecto oficial de reforma del sistema previsional. De esa manera, todos los integrantes de este sector quedarán en la misma vereda, dejando enfrente a la Coalición Cívica, el PRO y probablemente al radicalismo.

La estrategia del SI buscará apuntalar las candidaturas de Carlos Raimundi en la provincia de Buenos Aires y María América González en la ciudad para 2009. “Siempre coincidimos en la mirada general pero todavía no encontramos el momento de ponernos a hablar en serio de un armado común”, explica uno de los ex ARI. Nunca kirchneristas, en el SI aseguran que no tienen problemas en aliarse con quienes lo hayan sido durante estos años. “Algunos decidieron estar adentro, otros decidimos seguir afuera, pero eso no cambia que hoy pensemos bastante parecido”, responde.

Otra posible pata de este armado pasa por el Partido Socialista. De hecho, Lozano y Macaluse se mostraron diez días atrás junto al titular del socialismo porteño, Roy Cortina, lo que estaría adelantando una posible alianza para la Capital. Pero los socialistas bonaerenses, como Oscar González y Ariel Basteiro, forman parte de la transversalidad kirchnerista y hoy parecerían más cerca de integrarse a la lista “oficial” que presente el Frente para la Victoria. Lo mismo puede decirse del Frente Grande de Eduardo Sigal y los movimientos sociales K como el Frente Transversal de Edgardo Depetri y el Evita de Emilio Pérsico. Entre quienes no figuran ni en un uno ni en otro sector son la Federación Tierra y Vivienda de Luis D’Elía y el Partido Comunista, que preparan algo por su lado.

Ahora, ¿qué pasaría con estos alineamientos en caso de que Néstor Kirchner finalmente se presente como candidato a diputado en la provincia de Buenos Aires? Cerca de Sabbatella ya mandaron a decir que ellos seguirán adelante con sus planes sin modificaciones. Tal vez quienes puedan comenzar a dudar son quienes se muestran más cercanos al Gobierno. Ellos reconocen que una candidatura del ex presidente serviría para unir al oficialismo detrás, pero dudan de su efectividad electoral: aseguran que tienen encuestas que muestran mejor al jefe de Gabinete, Sergio Massa, que a Kirchner.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge Ceballos y Martín Sabbatella están dialogando. Víctor De Gennaro analiza si se suma a ese espacio o presenta su propia candidatura.
Imagen: Sandra Cartasso & Pablo Piovano
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared