SOCIEDAD › LA FISCAL QUE BUSCA A LOS POMAR VEZ POR PRIMERA EXPLICITó UNA DE LAS LíNEAS DE INVESTIGACIóN

La hipótesis del conflicto familiar

Karina Pollice, fiscal de Pergamino, informó que sigue la línea de tres hipótesis, la del secuestro, la desaparición voluntaria y el conflicto familiar. Allanaron por segunda vez la casa de José Mármol en busca de un arma presuntamente de Pomar.

“Conflicto familiar” y desaparición “involuntaria” o “voluntaria” son las tres hipótesis que Karina Pollice, la fiscal a cargo del caso de la familia Pomar, señaló como líneas fuertes de investigación. Ya pasaron 18 días desde que se tuvo contacto por última vez con los Pomar, que partieron en su Fiat Duna rojo desde José Mármol, al sur del conurbano bonaerense, hacia Pergamino. Según Pollice, “no existe ningún indicio” para inclinarse por una de las hipótesis. Ayer se realizó un allanamiento en la casa de los Pomar para buscar un arma que, según el testimonio de una amiga de Gabriela Viagrán, pertenecería a Fernando Pomar. Ayer, Pollice dio una rueda de prensa en la que enumeró pistas y descartó otras hipótesis.

La fiscal de instrucción de Pergamino indicó, por primera vez, la posibilidad de un “conflicto familiar” como motivo de la desaparición de la familia, algo que fue advertido por investigadores de la causa debido a que habrían registrado antecedentes de tensiones familiares que implicaban al padre de la familia.

Algunas versiones indicaban que la fiscalía sostuvo la hipótesis del “conflicto familiar” a partir de un testimonio de la causa que indicaba que Fernando Pomar poseía un arma. Sin embargo, el allanamiento policial que tenía como objetivo encontrar el arma o indicios de su posesión no tuvo éxito. Además, la fiscal indicó que en el Renar no había registros a nombre del padre de la familia. “Investigamos un posible conflicto familiar dentro del marco interno de la familia Pomar y eso está en plena investigación”, resumió Pollice. Durante el allanamiento en la casa de Mármol, la policía secuestró peines y prendas de ropa que serán analizadas.

Otra de las hipótesis que no se descartan es la de la desaparición “involuntaria”, pero la fiscal apuntó que “no hubo llamados pidiendo rescate, se hicieron rastrillajes y hasta el momento no se encontraron ni el auto ni los posibles cuerpos de la familia”.

Dentro de esa línea de investigación se analizan las posibilidades de un robo, la privación ilegal de la libertad o un secuestro, pero “no surge ningún indicio de que alguno de estos delitos se hubiesen cometido” contra los Pomar. Otra posibilidad sería la de un accidente de tránsito, pero Pollice indicó que “se corroboró con Seguridad Vial y, hasta ahora, no tenemos noticias”. Hace varios días, los investigadores del caso resaltaron no haber encontrado pruebas en los rastrillajes en los alrededores de las rutas 7, 5, 6, 41 y 32, como tampoco en lagunas y lagos.

La tercera hipótesis que sostuvo la fiscal fue la de la desaparición “voluntaria” que llevaría las sospechas al inicio de la causa, respecto de posibles deudas económicas de la familia que había puesto en venta la casa, mientras que Fernando Pomar llevaba seis meses desempleado. Frente a esa posibilidad, la fiscalía había secuestrado la computadora familiar que aún se sigue revisando. Los datos que se pueden obtener del análisis de la computadora son, hasta ahora, los únicos concretos de la investigación junto a las capturas de las cámaras de seguridad de los peajes y los mensajes de texto enviados a los familiares en los que los Pomar les advertían que iban camino a Pergamino. “En dos horas, llegamos”, fue uno de los mensajes.

Pollice apuntó que las familias Pomar y Viagrán “han dado su colaboración” y que se investigan “las relaciones intrafamiliares como un dato más”. “Hay que seguir realizando rastrillajes, tenemos a disposición otra vez el avión del Ministerio de Seguridad, creo que mañana sigue el helicóptero, seguiremos haciendo rastrillajes aéreos y acuáticos”, resaltó la fiscal.

En la ronda de prensa, la fiscal pidió “cautela” a la información difundida en los medios y descartó algunas pistas falsas que surgieron durante los 18 días:

- Los llamados recibidos al 911 están siendo registrados en un legajo aparte, todos los que se relacionan con el caso, pero, hasta el momento, “no se ha corroborado ninguno de los llamados”.

- Pollice desmintió que el perro caniche toy que desapareció junto a la familia haya sido encontrado por una vecina de la ciudad bonaerense de Tres Arroyos.

- La fiscal descartó, nuevamente, que el 19 de noviembre, a cinco días de su desaparición, el teléfono de Gabriela se haya prendido y apagado, en pocos segundos, y fuera captado por una antena en la ciudad de Chivilcoy, a partir de un servicio de filtrado de la policía.

A su vez, el ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, aseguró que la investigación por la desaparición de la familia Pomar “está avanzada” y descartó que se tratara de un caso de inseguridad pública.

Compartir: 

Twitter
 

La vivienda de los Pomar, en José Mármol, fue puesta en venta antes de partir hacia ningún lugar.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.