SOCIEDAD › DETERMINARON DóNDE PODRíAN ESTAR LAS CAJAS NEGRAS

Aquel avión que cayó en el océano

Las cajas negras del A330 de Air France Río-París, que el 1º de junio de 2009 cayó al Atlántico con 228 personas, fueron localizadas “en una zona con una incertidumbre de tres millas náuticas”, es decir de cinco kilómetros, señaló ayer el portavoz adjunto del Ministerio francés de Defensa, el general Christian Baptiste. Si bien quedó reducida el área inicial de búsqueda, de 17 mil kilómetros cuadrados a una de 1500, “esto no significa que vayamos a encontrar” estos elementos esenciales para precisar las causas de la tragedia “porque las cajas ya no emiten señal y porque la zona en la que se encuentran es muy accidentada”, indicó el vocero. Pese a estas dificultades, la noticia fue bien recibida por las familiares de las víctimas, que esperan que a partir de los nuevos datos que puedan aparecer la compañía “asuma sus responsabilidades”, afirmó uno de ellos.

El Airbus A330 de la compañía Air France, más conocido como el vuelo AF447, desapareció del aire en la madrugada del 1º de junio de 2009 cuando sobrevolaba el océano Atlántico en su recorrido entre Río de Janeiro y París. El avión viajaba con un total de 228 personas a bordo, de las cuales 216 eran pasajeros y 12 miembros de la tripulación; la mayoría de ellos eran de nacionalidad brasileña (59) y francesa (72). El AF447 no puedo llegar a destino: cinco horas antes de su arribo final, al aeropuerto Charles de Gaulle, dejó de registrarse en los radares. Pero antes de que eso sucediera, emitió un alerta automático que daba cuenta de algún desperfecto técnico.

Las primeras hipótesis que se barajaron sobre las causas de la caída indicaban que podría haberse tratado de una tormenta o el impacto de un rayo. Aunque tampoco se descartaba un error humano o de hardware. Hasta el momento, el Buró de Investigaciones y Análisis (BEA), a cargo de las investigaciones técnicas de la tragedia, considera que “uno de los factores” del accidente se debió al mal funcionamiento de las sondas Pitot (sensores de velocidad) del AF447. Pero la incógnita aún no fue resuelta y las cajas negras, que contienen las informaciones técnicas y las últimas conversaciones de la tripulación, se convierten en un elemento central para dilucidarla.

La zona de búsqueda se encuentra a tres mil metros de profundidad del océano y localizada, según la Marina francesa, a 370 kilómetros al noroeste del archipiélago brasileño de Sao Pedro y Sao Pablo. El haber podido establecer ciertos límites se convierte en “un avance que permite recentrar el rastreo no en miles de kilómetros sino en un centenar”, señaló Baptiste. No obstante, “la zona que ha sido localizada corresponde a la superficie de París en la que hay que encontrar objetos del tamaño de una caja de zapatos con un relieve submarino que corresponde a la Cordillera de los Andes”, informó.

Según explicó Baptiste, la localización fue el resultado de “búsquedas de laboratorio efectuadas en Francia”, a partir de grabaciones realizadas entre el 10 de junio y el 10 de julio de 2009 por especialistas del grupo francés Thales y de la Marina francesa. “Es posible encontrar pedazos de avión importante, y con suerte, quizás una caja negra esté atrapada entre esos restos”, precisó.

Compartir: 

Twitter
 

La posibilidad de rescatar las cajas negras es dudosa.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.