EL PAíS › LOS DELEGADOS DEL SUBTE INTERRUMPIERON EL SERVICIO

Paro de dos horas para hacerse ver

 Por Laura Vales

Para hacer visible el reclamo de libertad sindical mientras está en el país la delegación de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), los trabajadores del subte realizaron una huelga que paralizó los servicios de las seis líneas del subterráno y el premetro entre las 12 y las 14. “Queremos de una vez por todas tener nuestro sindicato”, definió el delegado Néstor Segovia; en los próximos días podrían convocar a otras medidas de protesta.

La Asociación Gremial del Subte y el Premetro (el nuevo gremio del subte, nacido en contraposición a la Unión Tranviarios Automotor) ha completado todos los trámites para obtener del Ministerio de Trabajo la inscripción simple, a pesar de lo cual la cartera laboral no les otorga este reconocimiento. La situación generó que a fines del año pasado los trabajadores hicieran una serie de paros, en un largo conflicto que pareció saldado cuando el nuevo gremio y el ministro Carlos Tomada firmaron un acuerdo. Por él, el Gobierno otorgó inmunidad gremial a los delegados y los habilitó a negociar sueldos y condiciones de trabajo con la concesionaria Metrovías. Por su parte, los delegados se comprometieron a no realizar, durante un año, medidas de acción directa por razones intersindicales. Por eso ayer, el ministerio salió a pedir a la Asociación “que cumpla el acuerdo”. “Está vigente el año de paz social firmado en noviembre”, se quejó un vocero de la cartera laboral. En el ministerio también había malhumor porque la delegación de la OIT vino al país invitada por el Gobierno, para que los técnicos de la Organización Internacional del Trabajo “escuchen la posición de otros actores y no sólo la de la CTA”.

Los delegados tuvieron un encuentro con la delegación de la OIT el martes pasado, luego de que una gestión de la CTA les abriera la puerta para exponerles su caso. “Nos escucharon y quedaron en darnos una devolución antes de irse del país”, señaló el delegado Flavio Baigorria. Además explicó que en los subtes hay malestar porque Metrovías “pone trabas para discutir y resolver los temas colectivos. Al mismo tiempo, está impulsando el procesamiento judicial de compañeros que participaron en medidas de protesta, como el caso de Néstor Segovia. Y mientras tanto, los meses pasan sin que el ministerio responda nuestro pedido de inscripción gremial, que es el paso que nos permitiría seguir avanzando para compulsar con la UTA cuál es el sindicato más representativo, y obtener la personería”.

Compartir: 

Twitter
 

El delegado Néstor Segovia.
Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.