EL PAíS

El destino de Joe

El fiscal federal Federico Delgado se pronunció ayer en contra de la excarcelación de José Alfredo Martínez de Hoz, pero a favor de que se le conceda el beneficio del arresto domiciliario, teniendo en cuenta “la edad y la salud” del ex ministro de Economía de la dictadura, con prisión preventiva por dos secuestros extorsivos en 1976. El abogado querellante Rodolfo Yanzón cuestionó el criterio fiscal al destacar que la prisión hogareña “se otorga a quien sufre una enfermedad terminal”, en tanto “Martínez de Hoz tiene dolencias propias de la edad como hipertensión o lumbalgia, nada que amerite una atención especial”. La última palabra la tiene el juez federal Norberto Oyarbide. “Más allá de la naturaleza de los hechos y la carga valorativa que entrañan, es imposible apartarse de la letra de la ley”, escribió Delgado, y citó los informes médicos obrantes en la causa, según los cuales Martínez de Hoz “posee grandes dificultades para moverse por sí mismo en su vida diaria debido a afecciones traumatológicas, y padece una lumbociatalgia que le impide caminar y que aconseja su reposo”. Sostuvo que “no existe un riesgo de fuga”, “no hay peligros concretos para la aplicación de la ley” y consideró que la prohibición para salir del país “despeja el riesgo procesal que excepcionalmente permite el encierro preventivo”. “De ninguna manera corresponde el arresto domiciliario por razones de salud”, afirmó Yanzón, quien recordó que varios imputados de la ESMA alegaron lumbalgia para no presenciar las audiencias. “Los crímenes de lesa humanidad generan lumbalgia”, bromeó. También cuestionó el dictamen fiscal porque “propone el arresto domiciliario, pero nada dice sobre los controles necesarios para impedir que eluda a la Justicia”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.