EL PAíS › JUAN CABANDIé, LEGISLADOR PORTEñO DEL ENCUENTRO PARA LA VICTORIA

“Macri tiene protección mediática”

 Por Martín Piqué

“Desde la Legislatura vamos a resguardar la institucionalidad. No vamos a apresurarnos en las opiniones, no nos apresuraremos en las competencias legislativas que tenemos en relación con un juicio político. Vamos a esperar el procesamiento, en caso de que se dé, pero vamos a esperar la sentencia firme, una sentencia de segunda instancia. Ahí sí actuaremos como comisión investigadora.” Legislador porteño, titular del bloque de Encuentro Popular para la Victoria, secretario nacional de Juventud del PJ, Juan Cabandié no descarta que se vengan tiempos agitados en la ciudad de Buenos Aires. Ante una pregunta de Página/12, Cabandié analiza la investigación por las escuchas ilegales que involucra al jefe de Gobierno porteño, que el miércoles declaró ante el juez Norberto Oyarbide. “Macri va a estar complicado. Si se llega a producir su procesamiento, sería un hecho contundente que movería la estantería de la institucionalidad en esta ciudad”, advierte el hijo de desaparecidos apropiado durante la dictadura, quien recuperó su identidad hace seis años.

De los 101 jóvenes que ya lograron conocer su verdadera historia por la acción de las Abuelas de Plaza de Mayo, Cabandié ocupa el número 77. El legislador porteño está conforme con la detención del ex ministro de Economía de la dictadura José Alfredo Martínez de Hoz. “Tan importante como la desaparición de 30 mil personas y el robo de bebés fueron los designios económicos que instauró la dictadura. Fueron un verdadero flagelo que hizo desaparecer a los llamados desaparecidos sociales, y todo eso empezó el 2 de abril de 1977, cuando asumió Martínez de Hoz. El caso de Martínez de Hoz deja en evidencia la participación civil en la dictadura y el acompañamiento de los sectores económicos concentrados, como Ford, Chrysler, Ledesma”, dice el legislador, con la seguridad de quien se mueve como pez en el agua.

La entrevista deriva en el reciente nombramiento de Néstor Kirchner en la secretaría general de la Unasur y en las perspectivas del oficialismo con vistas a 2011. “Los datos de encuestadores reflejan que hay una recomposición del enamoramiento de ciertos sectores medios con el Gobierno. Y eso tiene que ver con que la oposición deja mucho que desear, han demostrado una gran vocación de destruir, de impedir la gobernabilidad de Cristina, pero al mismo tiempo mostrando marcadas diferencias internas. Eso ha llevado a distintos sectores de la sociedad a reflexionar que el conjunto del famoso Grupo A no tiene otro ánimo que el de juntarse para impedir. Y aparte muchos de ellos no resisten un archivo”, dice.

–Usted suele hablar seguido con Kirchner. ¿Cuál cree que será su impronta como secretario general de la Unasur?

–Va a seguir profundizando las relaciones en el contexto latinoamericano. Hay infinidad de tratados bilaterales que se han llevado adelante, sobre todo en el Mercosur, en términos económicos. Ahora se va a dar un salto cualitativo en lo cultural. Hay que profundizar los vínculos en lo cultural. Eso es lo que buscaba Perón cuando hablaba del continentalismo. Kirchner va a trabajar por la Latinoamérica grande.

–¿Se está produciendo una progresiva recuperación del vínculo del Gobierno con los sectores medios?

–Sí, coincido con esa mirada. Y uno lo puede palpar en la cotidianidad de una urbe como Buenos Aires. Se nota al hablar con el vecino, con el comerciante, con el taxista, con la gente con la que uno se va cruzando día a día. La gente se está dando cuenta de que la oposición que forma el famoso Grupo A se opone a medidas tan razonables como el uso de reservas para cancelar vencimientos de deuda. Medidas que benefician a nuestro país, que hacen bajar las tasas y favorecen la llegada de inversiones de capital para generar más trabajo y actividad económica. Son los mismos que añoraban que (Amado) Boudou no pudiera avanzar con el canje, los mismos que generaron la deuda con el Plan Brady, la pesificación asimétrica, las medidas tomadas en tiempos de (Adolfo) Rodríguez Saá. En fin, la oposición subestimó a la sociedad: pensaron que teniendo más minutos en los medios de comunicación la sociedad iba a ser más receptiva a las cosas que ellos estaban proponiendo.

–¿Qué va a pasar con Macri en el caso de las escuchas ilegales?

–Va a estar complicado. Va a tener que dar muchas explicaciones. Aunque así y todo tiene una protección mediática muy fuerte.

–¿Quién representa a la oposición en la ciudad de Buenos Aires: Proyecto Sur, de Pino Solanas, o el kirchnerismo?

–Los dos. Pero escuchando a Pino y a sus legisladores me da la sensación de que, por una cuestión de oportunismo político, en vez de criticar a la derecha prefieren criticar al gobierno de Cristina. Por otra parte, el desempeño de Proyecto Sur en la Legislatura hasta ahora ha sido intrascendente. Hay algunas personas valiosas que tienen voluntad de presentar declaraciones y pedir informes, pero no avanzan sobre cuestiones de fondo, que se trabajan con leyes. Yo rescato, y en esto hago hincapié, que en ese espacio hay personas muy valiosas, aunque hay otras a las que se ve perdidas.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.