SOCIEDAD › EL MOTOCICLISTA DECLARó QUE FUE OTRO DE LOS DETENIDOS QUIEN DISPARó

Giros en el caso de Píparo

Luciano López, uno de los detenidos por la salidera bancaria en la que balearon a Carolina Píparo, confesó haber participado del hecho, pero acusó al imputado Carlos Moreno de ser el autor del disparo y desvinculó al detenido Carlos Burgos, según informaron fuentes judiciales. López (19) declaró ayer ante el fiscal penal de La Plata Marcelo Romero y admitió que conducía la moto utilizada en la salidera, aunque aclaró que lo hizo para seguir a la mujer y luego para ayudar a escapar unas cuadras a Moreno (19), a quien acusó de efectuar el disparo que hirió a Carolina. Entretanto, según informaron fuentes médicas, la mujer mostraba signos de mejoría, por lo que luego de realizarle una traqueotomía durante la semana, se evaluaba iniciar el proceso de desconexión de la asistencia respiratoria.

López declaró que Burgos (18) –sospechado hasta ayer como el autor del disparo– “no tiene nada que ver con el caso” y acusó a Juan Manuel Calvimonte (24), otro de los detenidos, de haberlo obligado a participar del hecho. “Calvimonte es un reclutador de guachos que los lleva a robar y cuando caen presos los deja tirados”, graficó López ante el fiscal y aseguró que él pasó por esa circunstancia y se negó hasta que le “ofreció trabajo en una marmolería de Berisso”.

Dijo que ese día estaba durmiendo porque la noche anterior había festejado su cumpleaños. Esa mañana “Calvimonte me fue a buscar, se puso violento y me dijo que me levante porque ‘esta gente es pesada’”. López aseguró que pensó que se “trataba de la gente de la marmolería” y que luego Calvimonte lo hizo ir hasta una estación de servicio ubicada en 7 y 32 en La Plata, donde estaban otros dos de los detenidos, Miguel “Pimienta” Silva (42) y Carlos Jordán Juárez (45).

Dijo que luego le dijeron que los siguiera en su moto hasta la zona de Plaza Italia, ubicada a unas dos cuadras de la sucursal bancaria, y después lo hicieron seguir un auto en el que iba Calvimonte y una camioneta en la que estaban Silva y Juárez.

Relató que al llegar a la casa de Carolina Píparo, bajó de la camioneta otro hombre, al que luego identificó como Carlos Moreno, quien forcejeó con la mujer y le efectuó el disparo, según confió la fuente judicial.

En su declaración, sostuvo que intentó escapar del lugar, pero fue “encerrado por un motociclista” (un agente de Control Urbano del municipio, testigo del hecho y que persiguió a los delincuentes).

Según López, en ese momento Moreno le “apuntó con el arma” y le dijo “dónde vas, no me vas a dejar solo”, se subió a la moto, lo llevó unas cuadras y lo dejó.

Calvimonte, a su vez, negó haber participado y las acusaciones de López. “Dijo que López –reveló la fuente judicial– lo fue a ver muy nervioso y drogado y le pidió que le guardara un dinero, tras lo cual él se lo dio a su mujer”, Stela Maris Gri-zzia (28), imputada por encubrimiento agravado. Para los investigadores, Jordán Juárez es el “cerebro” de la banda, Calvimonte sería el encargado de reclutar la mano de obra local para llevar adelante las salideras y Burgos, López y Moreno, los de la mano de obra barata. Pimienta Silva ya confesó y el último detenido, Augusto Claramonte, sería el que aporta la logística.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.