SOCIEDAD

En Pakistán no tienen descanso

Las autoridades evacuaban ayer la ciudad de Tatta, de 300.000 habitantes, amenazada por la crecida del río Indo en el sur de Pakistán, azotado desde hace un mes por unas inundaciones que de momento dejaron sin techo a cinco millones de personas. El nivel del agua ha bajado en el norte y el centro del país, las zonas más afectadas al comienzo de la catástrofe. Pero las lluvias persistentes del monzón elevaron el Indo a niveles críticos cerca de su desembocadura, lo que ha forzado a huir a millones de habitantes de la provincia meridional de Sind.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.