SOCIEDAD › SESENTA EFECTIVOS SE SUMARáN A LOS QUE YA COMBATEN LOS INCENDIOS EN EL SUR DE CHILE

Brigadistas argentinos contra el fuego

El contingente partirá hoy hacia la región del Biobío, donde ahora el fuego es más intenso. El contingente lleva tres aviones y herramientas para la lucha contra incendios. Ya son 40 mil las hectáreas afectadas en dos regiones.

Un contingente de 60 brigadistas argentinos se sumará hoy a los que ya están trabajando en el combate de los incendios forestales en el sur de Chile, que ya arrasaron con casi 40 mil hectáreas y causaron un muerto y centenares de evacuados. A los focos producidos en el Parque Nacional Torres del Paine, la mayoría de los cuales están controlados, se sumaron otros más violentos registrados en la zona de las comunas de Quillón y Florida, en la región del Biobío, explicaron ayer desde la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi). Ese sector, ubicado a 500 kilómetros al sur de la capital chilena, fue decretado “zona de catástrofe”. Allí, en las últimas 24 horas, las hectáreas destruidas por el fuego pasaron de 10 mil a 19 mil.

El coordinador del Plan Nacional de Manejo del Fuego, Fernando Epele, informó a Página/12 que “la brigada compuesta por 60 argentinos arribará hoy a la zona este de la región del Biobío, donde se concentra la mayor cantidad de focos activos, que se resisten a bajar su caudal debido a que diversos elementos del bosque nativo favorecen su propagación”. Asimismo precisó que el nuevo equipo que enviará Argentina está conformado por tres aviones de la Fuerza Aérea, personal “de Parques Nacionales y del Plan Nacional de Manejo del Fuego de las provincias de Neuquén, Chubut, de la región central y pampeana del país”.

“Los 60 especialistas en incendios forestales se trasladarán con motosierras, palas, rastrillos segadores, mangueras, herramientas de línea y grupos electrógenos para asistir al operativo, al igual que lo hicieron quienes se encuentran en el Parque Nacional Torres del Paine”, afirmó Epele a este diario. Aclaró que “el fuego que se desató en la octava región no tiene relación alguna con el provocado en el parque nacional, ya que ambas regiones se encuentran a unos 2500 kilómetros de distancia”.

El funcionario, quien llegó ayer a Buenos Aires procedente de la zona del desastre, explicó que luego de recorrer el terreno del parque protegido –el pasado lunes– constató que “había fuego activo en los bosques de lenga, sector donde trabaja el equipo argentino desde el 1º de enero por la mañana”. Y agregó que prevén que “las tareas para combatir el siniestro podrán extenderse hasta el viernes”.

Según datos aportados por la Onemi chilena, ahora “el principal foco está concentrado en la comuna de Quillón, en el Biobío, donde se registraban cuatro siniestros activos, con 22.500 hectáreas arrasadas”. Desde ese organismo informaron que “el fuego se inició el viernes, destruyó 162 viviendas y motivó la evacuación de unas 500 personas”. Además, confirmaron “la muerte de hombre de 75 años, que falleció al negarse a abandonar su hogar”. También, “las llamas quemaron una planta de paneles de la empresa Celulosa Arauco, sin amenazar de momento otras instalaciones”, informó la compañía.

Por su parte, el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, explicó que “en todo el país existen 20 focos de incendios activos, en una situación de extrema vulnerabilidad”. La magnitud de los siniestros llevó a las autoridades a decretar “zona de catástrofe” a la región del Biobío, lo que permitirá destinar recursos para ayudar a los afectados.

El incendio, que se inició el fin de semana pasado, tomó fuerza allí en las últimas horas debido al fuerte viento y las altas temperaturas que se registran en la zona.

En la vecina región del Maule se registran “un total de 2820 hectáreas consumidas por cinco incendios activos”. En tanto, en el Parque Nacional Torres del Paine –ubicado en la provincia de Puerto Natales, a unos 3000 kilómetros al sur de Santiago–, el primero de esta serie de incendios, que se inició hace siete días, “el número de hectáreas afectadas llegó a 13.306, con cuatro de los seis focos activos controlados”, según informó el presidente Sebastián Piñera.

Por ese incendio, un ciudadano oriundo de Israel permanecerá demorado “durante los 90 días que durará la investigación del caso”. El hombre habría admitido que prendió una fogata en una zona prohibida.

Informe: Sabrina Améndola.

Compartir: 

Twitter
 

La región del Biobío, a 500 kilómetros de Santiago, fue declarada zona de catástrofe. Allí hay 19 mil hectáreas afectadas.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.