SOCIEDAD › TRAFICABAN COCAíNA CAMUFLADA COMO CARBóN EN PORTUGAL Y ESPAñA

Una operación carbonizada

Siete argentinos fueron detenidos en Lisboa y Barcelona, acusados de integrar una banda que traficaba cocaína disimulada en bolsas como carbón vegetal. Era embarcada en Argentina. El operativo se inició luego de que olvidaran una bolsa en el puerto de Lisboa.

Siete argentinos fueron detenidos en Portugal y España, acusados de integrar una red internacional que traficaba cocaína camuflada en bolsas de carbón vegetal desde Buenos Aires. Según informaron ayer las autoridades de ambos países, el operativo Patagonia incluyó el decomiso de 380 kilos de esta sustancia, cuyo precio rondaría los 14 millones de euros, y la detención del presunto jefe de la organización en Barcelona, el miércoles pasado. La investigación empezó en diciembre, cuando los encargados de la aduana portuguesa descubrieron en un container una bolsa de carbón con 14 kilos de cocaína, que los traficantes olvidaron. La modalidad no es nueva: en octubre pasado la Gendarmería Nacional desbarató a una banda que pretendía enviar cocaína a Europa de la misma forma.

“La organización criminal investigada denotaba una fuerte jerarquía y una distribución de funciones específica, actuando de forma concertada en Portugal, España y América del Sur”, informó la Policía Judicial portuguesa. Las detenciones en ese país ocurrieron en un galpón de Lisboa, que pertenece a una empresa de importación de carbón usada como fachada. La droga llegó a esa ciudad en bolsas blancas con la inscripción “carbón vegetal para exportación, industria argentina”.

Cuando la policía judicial allanó el galpón, encontraron un auto con el baúl cargado con 26 fardos envueltos en bolsas de consorcio negras de seis kilos de cocaína cada una. Cuatro de los cinco argentinos detenidos habían viajado desde España con indicaciones precisas: descargar la mercadería en cuestión y pasarla a otro barco, donde también pasarían la cocaína del galpón. En ese barco, que iría a España, también hallaron esa droga. Además se incautaron 13 mil euros, trece celulares, un GPS y “documentación importante”, comentaron las autoridades portuguesas.

Los cinco detenidos en Lisboa son hombres, algunos con documentos falsos, y se les dictó la prisión preventiva. Los investigadores creen que la droga tenía como destino principal España y presumiblemente otros países europeos. A partir de la bolsa de carbón olvidada en el puerto el año pasado, la policía local identificó a la empresa importadora, a varios de los presuntos integrantes de la organización y aguardó la entrada de un nuevo cargamento. Esto último ocurrió el 27 de febrero, cuando arribaron a Lisboa dos contenedores cargados con carbón.

El miércoles pasado, mientras eran detenidos los cinco sospechosos en Portugal, otros dos argentinos fueron detenidos en Las Palmas de Gran Canaria y en Barcelona, gracias a la acción conjunta de los investigadores de ambos países. La operación, según informaron en España, sigue abierta e involucró a agentes antinarcóticos federales, de Galicia, Cataluña y de Las Palmas. En principio, los detenidos serían “una célula” de la organización transnacional, ya que está confirmado que la droga fue embarcada en la Argentina.

“En España la legislación difiere según lo incautado. Por cantidades ‘gordas’, es decir más de cuatro kilos de cocaína, las penas de prisión van desde los 11 a los 15 años. En este caso, la situación tiene agravantes porque habría una asociación ilícita”, le dijo a este diario el abogado Pablo Mandirola Brieux. Este letrado defendió a Belén Tellez, la modelo argentina detenida en Barcelona en 2006, acusada de traficar 16 kilos de cocaína, y liberada un año y medio después. Los dos detenidos en España tenían residencia legal en ese país.

La modalidad detectada en Portugal tiene un antecedente inmediato en Argentina, que conllevó un emprendimiento más sofisticados. El 19 de octubre pasado, se descubrió una organización que, en vez de empaquetar cocaína en bolsas negras para disimularlas entre el carbón, teñían de ese color la droga. El procedimiento se llamó Carbón Narco e incluyó operativos en Tucumán, Formosa, Salta y Buenos Aires.

En total se incautaron 356 kilos de “cocaína negra” y los investigadores detuvieron a nueve personas de distintas nacionalidades: argentinos, colombianos y portugueses. En la nómina de detenidos figuraban el químico que preparaba la droga para que no la detecten los escaners, un integrante del Concejo Deliberante de la ciudad salteña de Joaquín V. González, un agente de Aduana y dos despachantes.

Compartir: 

Twitter
 

La cocaína era disimulada en bolsas de carbón vegetal.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.