SOCIEDAD

Las fotos del obispo

El obispo de Merlo-Moreno y presidente de Caritas, Fernando María Bargalló, pidió anoche “perdón” por el daño que pudo causar la difusión de las imágenes que lo muestran con una mujer en un complejo turístico de México y aseguró que se trata de “una amiga de la infancia”. “Las fotos presentadas responden, en efecto, a un encuentro en México, en donde coincidimos por distintos motivos, hace dos años, con una amiga de la infancia, prácticamente desde que tengo uso de razón, y otras personas que no aparecen, y con cuya familia tengo vínculos de fuerte amistad de toda la vida”, precisó en un comunicado. El prelado lamentó que “aquella situación, no exenta de imprudencia de mi parte, pueda dar lugar a malas interpretaciones” y pidió “de corazón perdón, si ese hecho ha provocado o pudiera provocar algún tipo de daño”. Asimismo, expresó “con claridad que estoy totalmente comprometido con Dios y con la Iglesia en la misión que me ha encomendado en esta querida diócesis de Merlo-Moreno y en las demás responsabilidades al servicio de los hermanos”. El Vaticano evaluaba anoche una decisión sobre el episodio de las fotos de Bargalló. El nuncio apostólico, Emil Paul Tscherrig, elevó a la tarde un informe a la Santa Sede después de la difusión televisiva de las fotografías del prelado bonaerense y tras reunirse con el secretario general del Episcopado, Enrique Eguía Seguí.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared