SOCIEDAD › EL MINI FERRO QUEDó REPLETO EN EL HOMENAJE A LAS VíCTIMAS DEL SINIESTRO

Con los Ecos de seis años

Por sexto año, los padres y familiares de las víctimas de la tragedia del colegio Ecos, en Santa Fe, organizaron un festival en su homenaje. Luis Spinetta, quien siempre acompañó a los padres, fue recordado por León Gieco al cantar “8 de Octubre”.

 Por Pedro Lipcovich

Por sexto año consecutivo –y esta vez atravesados por el recuerdo del músico Luis Spinetta, que siempre los había acompañado–, los padres del colegio Ecos organizaron un recital en memoria de sus hijos, muertos en un siniestro de tránsito en Santa Fe, y para luchar por una mayor seguridad vial. Participaron León Gieco, Los Tipitos, Bahiano, La Franela y otros artistas. El momento más emotivo tuvo lugar cuando Gieco, junto con Los Tipitos, cantó el tema “8 de Octubre”, que habían compuesto con Spinetta en recuerdo de los chicos fallecidos. Estos recitales tienen también un sentido solidario –como lo había tenido aquel viaje de los hijos– y para el de ayer se colectó una cantidad récord de 30 toneladas de alimentos, con destino a 30 escuelas de distintas provincias. En cuanto al estado de la lucha por la seguridad vial, “la mayor asignatura pendiente sigue siendo la falta de descanso de los choferes profesionales”, señaló uno de los padres.

Cada 8 de octubre, el calendario escolar conmemora el Día del Estudiante Solidario, en recuerdo de Benjamín, Daniela, Delfina, Federico, Juli, Julieta, Justine, Lucas, Nicolás y Mariana, que ese día de 2006 volvían de colaborar en una escuela rural chaqueña cuando el ómnibus fue embestido, en la Ruta 11, por un camión que manejaba un conductor alcoholizado. Desde entonces, los padres desarrollan acciones para promover la seguridad vial, que incluyen la realización de un recital de rock en cada aniversario. El de ayer se hizo en el microestadio de Ferro, cuya capacidad para 3500 personas se cubrió totalmente; la música empezó desde la mañana con diez grupos soporte, entre ellos Pezones Cardozo, Superchería y Blue Band. Ernestina Pais, Cecilia Carrizo, Carolina Papaleo y Silvina Chediek colaboraron en las presentaciones.

Sobre la calle Avellaneda, como ya es costumbre en estos recitales, se hallaban las carpas donde los voluntarios –más numerosos que en anteriores oportunidades, con sus remeras “Conduciendo a conciencia”– recibían las donaciones que habilitaban el acceso al recital, y que se disponían en dos inmensos camiones. En relación con el evento se juntaron 30 toneladas de alimentos, la máxima cantidad que se haya reunido en estos recitales; 20 toneladas procedieron de empresas privadas y el resto del público asistente.

León Gieco recordó a Luis Spinetta: “Mi participación le está dedicada” y cantó junto con Los Tipitos el tema “8 de Octubre”, que habían compuesto con el músico fallecido en recuerdo de la tragedia de Santa Fe. Luis Spinetta, que murió el 8 de febrero de este año, había acompañado activamente y desde el primer momento la lucha de los padres del Ecos. Ayer, ellos lo homenajearon con un montaje de fotos y la leyenda: “Desde donde estés, siempre estarás con nosotros”. Y, también, cada vez que aparecía su imagen en los videos sobre seguridad vial en los que había colaborado, la multitud le ofrecía su mayor aplauso.

“Cruzar la calle o conducir mirando el celular es igual que si lo hicieras con los ojos cerrados”, decía uno de los mensajes que aparecían periódicamente en la gran pantalla. Y muchos jóvenes llevaban remeras con la inscripción: “Si manejo no tomo alcohol”. “Trabajemos juntos para construir una cultura solidaria”, decía un cartel de más de diez metros. Y los carteles negros: “Basta de muertes en accidentes de tránsito evitables”.

Se hicieron presentes, por invitación de los padres de Ecos, familiares de víctimas del siniestro ferroviario del Once, donde, el 22 de febrero de este año, murieron 52 personas. Uno de ellos, Paolo Menghini, padre de Lucas, dijo que “cuando tuvimos que buscar referencia, nos apareció el ejemplo de los familiares de Ecos: no sólo por lo que, como nosotros, tuvieron que atravesar, sino por su modelo de organización y lucha. Su trabajo es un ejemplo de que el dolor puede transformarse en algo positivo”. Y repitió tres veces: “¡Justicia para los muertos y heridos de Once, por la falta de responsabilidad y control estatal!”.

Poco antes del final, los padres del Ecos se presentaron juntos, abrazados en el escenario, y Mónica Lafitte, madre de Lucas Levin, recordó que “pasaron seis años desde ese día en que el mundo pareció detenerse para nosotros”, y señaló que “si no nos levantábamos para exigir la responsabilidad del Estado y de la sociedad, la situación no iba a cambiar”. Hoy, “la seguridad vial se instaló en la agenda política, pero no con la intensidad que haría falta”. Lafitte denunció a “los padres que ponen en riesgo a sus hijos menores permitiéndoles manejar” y advirtió que “aunque los índices de muertes de tránsito puedan haber disminuido, seguimos con una alarmante siniestralidad vial, sobre todo en zonas urbanas”. Por eso, “reclamamos más controles. Hay muchos conductores que, si nadie lo impide, continuarán con prácticas de riesgo”, en el marco de lo que denominó “una cultura del riesgo”. Y responsabilizó “al Estado nacional, provincial y municipal por garantizar el cumplimiento de la Ley de Tránsito”, en el marco de apuntar “a un mundo mejor, como nuestros hijos y Mariana soñaban en hacerlo”. También señaló “para vergüenza del Poder Judicial, desde hace más de cinco años no hay sentencia firme en nuestro juicio”.

Las asignaturas pendientes

“La principal asignatura pendiente, de las que venimos encarando en seguridad vial, es la falta de descanso de los choferes profesionales”, señaló Andrés Kalwill, uno de los padres del colegio Ecos que desde hace seis años desarrollan acciones en procura de reducir los siniestros de tránsito.

“Tenemos la esperanza de que este año podamos empezar a ver algún cambio positivo en cuanto al cumplimiento de las normas que regulan el descanso de los choferes”, comentó Kalwill. La esperanza proviene “del hecho de que la Secretaría de Transporte fue trasladada al ámbito del Ministerio del Interior, donde ya está la Secretaría de Seguridad Vial. Esto debería facilitar un trabajo articulado, en el que también tiene que participar el Ministerio de Trabajo de la Nación”.

Sergio Levin, otro de los padres de Ecos, advirtió que “la seguridad vial, en cuanto concierne a la sociedad, requiere un cambio cultural a largo plazo”, pero señaló que “hace pocos años la licencia única de conducir en el país estaba sólo en los proyectos, y hoy rige en el 65 por ciento del país”.

El año pasado, al cumplirse el quinto aniversario del siniestro vial que mató a sus hijos, los padres habían comentado que “nada hemos conseguido sobre el descanso de los choferes de pasajeros”, y uno de ellos había relacionado esta situación con el entonces reciente siniestro en un paso a nivel en Flores, donde el 13 de septiembre de 2011 un colectivo, al cruzar con las barreras bajas, fue arrollado por un tren, dejando 11 muertos y 228 heridos.

Compartir: 

Twitter
 

León Gieco cantó “8 de Octubre”, compuesta con Spinetta en homenaje a las víctimas del Ecos.
Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.