SOCIEDAD › LA AUTOPSIA AL CUERPO DE JONATHAN INDICA QUE SE AHOGO POR CAER AL AGUA DESVANECIDO

Un caso que sigue a tientas

Jonathan cayó al agua inconsciente, luego de una pelea, y murió ahogado al no reaccionar. Hay tres demorados, un policía, un amigo del fallecido y un ex novio de la chica con la que bailaba Jonathan. Revocaron la habilitación a la bailanta, otorgada hace dos meses.

 Por Horacio Cecchi

Dos días después de haber sido hallado el cuerpo del adolescente Jonathan Stramessi, de 17 años, debajo de un puente en el arroyo Tapalqué, la ciudad de Olavarría ya había pasado de la zozobra a la violencia, y de la violencia a la sospecha, mientras el resultado del informe de la autopsia aclaraba unas pocas sombras: Jonathan había caído al agua inconsciente, luego de una pelea, y había muerto ahogado al no reaccionar. De fondo, el intendente Eseverri, ex radical K y cercano a Massa, intentaba culpar a los jóvenes y su manía de drogarse, a los jóvenes y su manía de violencia, y a los jóvenes por su negación a explicar los hechos. Una resolución municipal, ayer, revocaba la autorización por dos años que la Sociedad de Fomento Pueblo Nuevo había recibido hace dos meses.

La autopsia dio por resultado que Jonathan Stramessi murió ahogado al caer desvanecido al agua después de haber recibido golpes. El resultado del peritaje fue informado por un conglomerado de fiscales: Susana Alonso, de la UFI 7; Luis Arbío, de la 19, y el secretario de la fiscalía general, Sergio Hernández. La única que no participó fue la encargada del caso, la fiscal Viviana Beytía, internada en un hospital de Bolívar, con una descompensación.

Hasta ayer había tres demorados. El custodio de la bailanta, también policía de la comisaría local. El amigo que acompañaba a Jonathan y que había manifestado diferentes versiones de lo ocurrido, aunque eso no significara necesariamente culpabilidad. Y, sin que estuviera confirmado, un ex novio de la chica con la que bailaba Jonathan al momento en que se desataron los primeros incidentes.

Los padres del joven, César Stramessi y Andrea Cruz, insistían en que su hijo había sido arrojado al agua. Ayer, se reunieron con el jefe de la Bonaerense, Hugo Matzkin, quien aseguró que viajó para “restablecer el orden y esclarecer el caso” (la última vez que lo hizo en forma pública, el caso culminó en el gravísimo informe Candela), tras la pedreada a la comisaría y el incendio de varios autos el miércoles por la noche. Entre los autos quemados, se encuentra el de la perito de la Bonaerense, Patricia Torres, que salió del anonimato cuando se supo que en el interior de su vehículo se encontraban las pruebas levantadas en el lugar de hallazgo del cuerpo. Otro esfuerzo de la Bonaerense por ser reemplazada en su función judicial.

El intendente José Esverri dijo que “hay una pelea entre pibes, porque son pibes de 17 o 20 años, en la cual ante la incapacidad de resolver los conflictos interpersonales a partir del diálogo se resuelve con violencia y abajo de eso está la droga y el consumo de alcohol. Hay un trabajo de fiscalía que me consta, también de la policía, y una dificultad investigativa de chicos que no dijeron la verdad o todo lo que sabían o que, por el estado que tenían, no pudieron manifestar todo lo que vieron”.

Al filo de la tarde se conoció una resolución municipal por la que se revocaba la autorización a la Sociedad de Fomento Pueblo Nuevo que había sido otorgada el 6 de septiembre por dos años. Ni habían tenido tiempo de mandarle inspectores.

Compartir: 

Twitter
 

La madre de Jonathan, al salir de la reunión con el fiscal que investiga el caso.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.