SOCIEDAD › UN TEMPORAL FUERTE, ESTA VEZ EN LAS PROVINCIAS DE SANTA FE Y ENTRE RIOS

Lluvia, viento y un tornado

Hubo vientos de hasta 160 kilómetros por hora y precipitaciones que en algunos lugares superaron los 140 milímetros. Los mayores daños se registraron en la localidad entrerriana de General Ramírez. En Santa Fe, diez familias permanecían evacuadas.

Las provincias de Entre Ríos y Santa Fe fueron afectadas ayer por un temporal, con vientos de hasta 160 kilómetros por hora y precipitaciones que en algunos lugares superaron los 140 milímetros. Los mayores daños se registraron en la localidad entrerriana de General Ramírez, donde un tornado causó heridas a un hombre, además de voladuras de techos y destrozos. En la ciudad de Paraná hubo algunos anegamientos, que no afectaron al casco céntrico. En Santa Fe, diez familias de los barrios Pompeya y Villa San José permanecían evacuadas en un centro deportivo; en algunos barrios el anegamiento llegó a un metro de altura en calles y viviendas. No hubo víctimas en esta provincia y por la tarde se anunció que “la situación está controlada”.

General Ramírez se halla a 80 kilómetros al este de Paraná. Allí fue hospitalizado un hombre, con lesiones causadas por la caída de un muro. El temporal provocó la caída de una antena de telefonía celular de 50 metros de altura. Aarón Mendoza, jefe de los bomberos voluntarios de General Ramírez, agregó que a dos kilómetros del pueblo, en una zona rural, varias personas habían quedado atrapadas en una casa sobre la que había caído un árbol y que un automóvil quedó “con las ruedas para arriba”. Pedro Chort, director de Defensa Civil de General Ramírez, describió el fenómeno como “una cola de tornado” y señaló que hubo “voladuras de techos”.

Edelmiro Kramer, intendente de General Ramírez, señaló que “fue el día más triste para la ciudad. Son varias las familias damnificadas alojadas en el polideportivo municipal, donde son asistidas”. Además, “volaron los techos de un centro médico”, y “este fenómeno ha borrado parte de nuestra historia: rompió el mástil, árboles y bancos de la plaza principal, además del monumento a Eva Perón”. Un equipo del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, enviado a General Ramírez, determinó que un total de 64 personas, integrantes de 17 familias, debían ser auxiliadas con alimentos y abrigo, provistos por los gobiernos nacional y provincial.

Casi toda la provincia de Entre Ríos padeció la tormenta. En la ciudad de Paraná, el temporal empezó a las 4.45 y el agua caída superó los 90 milímetros. En varios barrios granizó y en algunos, situados bajo nivel, hubo anegamientos. En cambio, el casco céntrico de Paraná no tuvo ese problema, ya que la pendiente hacia el río facilita el escurrimiento.

Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de la Nación, y Alicia Kirchner, ministra de Desarrollo Social, se comunicaron con el gobernador Sergio Urribarri y pusieron a su disposición la logística para ayudar a los afectados.

En la provincia de Santa Fe, el temporal empezó a las cinco de la mañana y provocó anegamientos en calles y viviendas de algunos barrios. “Los vientos alcanzaron los 160 kilómetros por hora”, precisó Carlos Pereira, secretario general de la municipalidad santafesina, y agregó que el agua caída “superó los 140 milímetros”.

Catorce familias de los barrios Pompeya y Villa San José se autoevacuaron a un refugio que la municipalidad había dispuesto en el Centro Deportivo Provincial (Cedepro), y diez de ellas permanecían en el lugar al caer la tarde. También hubo viviendas anegadas en los barrios San Lorenzo y El Arenal. La lluvia fue muy intensa sobre los barrios de Alfonso, Villa Hipódromo, Scarafia y Barranquitas, donde en algunos lugares la inundación llegó a un metro de altura. El punto con mayor caída de agua registrada fue el hospital de niños local.

Hubo interrupciones del servicio de energía eléctrica, que se superaron a media mañana. El Ministerio de Educación provincial suspendió las clases en las ciudades de Santa Fe, Santo Tomé, Recreo, San Jerónimo Norte, San Jerónimo del Sauce, Monte Vera y Laguna Paiva.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, la tormenta se originó en “el choque de una masa de aire frío del sur con otra de aire caliente, lo cual generó el desarrollo de nubes de bastante altura”. El director del Centro de Informaciones Meteorológicas de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la Universidad Nacional del Litoral, José Macor, explicó que “tormentas como ésta son habituales en esta época”; sin embargo, “en los últimos años, este tipo de precipitaciones se registra también con mayor frecuencia en otros momentos del año, especialmente en invierno”, y vinculó esto “con el aumento de temperaturas a nivel mundial”.

Por la tarde, el gobernador Antonio Bonfatti afirmó que “la situación en la ciudad de Santa Fe está controlada. Queremos llevar tranquilidad a la población en cuanto a que no ha ocurrido ninguna desgracia”. El intendente de Santa Fe, José Corral, admitió que “hubo zonas con complicaciones, como La Ranita, Pompeya y Chalet, entre otras, pero se está trabajando para solucionar esas dificultades”.

La presidenta Fernández de Kirchner se comunicó con Corral para interiorizarse sobre la situación de la ciudad.

Compartir: 

Twitter
 

El barrio Chalet, uno de los afectados por la tormenta en Santa Fe.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.