SOCIEDAD › LA FISCAL SOLICITO EL APRESAMIENTO DE UN JOVEN DE 25 AñOS SOSPECHADO DEL CRIMEN DE LA MAESTRA

Piden una detención en Saladillo

Los investigadores sospechan de un joven, pero no tienen idea de sus motivaciones. Supuestamente lo vieron dos testigos. El juez César Melazo deberá decidir si acepta o no el arresto.

La fiscal que investiga el crimen de Marisol Oyhanart, la maestra jardinera estrangulada la semana pasada en la ciudad bonaerense de Saladillo, pidió la detención de un sospechoso con antecedentes penales y sindicado como posible autor del homicidio. El pedido de la fiscal Patricia Hortel fue presentado ante el juez de Garantías de La Plata, César Melazo, quien ahora deberá resolver si el requerimiento es procedente.

La representante del Ministerio Público pidió la detención de un joven de unos 25 años, residente en Saladillo y que fue vinculado en la causa por tres testigos que dijeron que solía merodear la zona donde se cometió el crimen. Los investigadores fueron a buscar a este sospechoso adonde residía, en la zona donde se cometió el crimen, pero no lo localizaron. Voceros de la fiscalía precisaron que tanto este muchacho como algunos de sus familiares tienen antecedentes penales, incluso por violencia de género, lo que no quiere decir nada más que eso.

La principal hipótesis que manejan los investigadores apunta a que el sospechoso abordó a Marisol en el camino por el que ésta corría, le pegó un puñetazo y la arrastró hasta un pastizal lindero, donde la estranguló manualmente. Sin embargo, hasta el momento los investigadores no determinaron con precisión cuál fue el móvil del ataque, es decir, lo acusan, pero no saben por qué, lo que en principio debería invalidar toda hipótesis en su contra.

El juez Melazo analizaba el requerimiento de la fiscal para definir, probablemente mañana, si acepta o no el pedido de detención. Hasta ayer, otra de las pistas que habían seguido los investigadores era la de un identikit confeccionado en base a los datos de dos mujeres que declararon como testigos en la causa. Los voceros aclararon que el sospechoso para quien la fiscal Hortel solicitó la detención no es el mismo hombre del identikit. De acuerdo con las dos mujeres que permitieron elaborar ese dictado de rostro, Marisol fue vista el lunes de la semana pasada, alrededor de las 16.10, realizando ejercicio físico.

Ambas testigos declararon haber visto a un hombre en la zona en el mismo horario en que se cruzaron con Marisol y la saludaron.

Según se pudo reconstruir, la mujer salió de su casa entre las 15.15 y las 15.30 de aquel lunes 14 de abril y con el fin de realizar ejercicios físicos tomó la calle Yrigoyen y luego Saavedra hasta la ruta 51.

Alrededor de las 17 no fue a buscar a sus hijos a la escuela, a las 18 su marido denunció en la comisaría local su desaparición. Poco después empezaron los rastrillajes por la zona y el cuerpo fue encontrado a las 8 del día siguiente, entre pastizales y en un descampado ubicado a 20 metros del camino que solía tomar. Más tarde se hallaron en las cercanías los anteojos de la víctima y los auriculares que usaba para escuchar música en el celular, pero este último aparato todavía no fue encontrado. El mismo día del hallazgo del cuerpo, el marido de la víctima, Sergio Rachit, fue interrogado como testigo durante toda la jornada, pero sólo fue en “carácter informativo” y no surgió nada sospechoso en su contra.

Compartir: 

Twitter
 

Marisol Oyhanart, la maestra que apareció estrangulada.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.