SOCIEDAD › ALUMNOS DE ESCUELAS PUBLICAS Y PRIVADAS CONMEMORARON LOS 85 AÑOS DEL NACIMIENTO DE ANA FRANK

Un día para la pluralidad y la memoria

El acto del Centro Ana Frank congregó a estudiantes de 37 colegios que presentaron los trabajos elaborados en el marco del programa “Ana escribió un diario, nosotros escribimos el nuestro”. Para hacer sus producciones investigaron sobre femicidio, racismo y homofobia.

Toda la diversidad convivía en el templo Soka Gakkai con perfecta armonía. A las distintas escuelas provinciales se las reconocía por los colores de las indumentarias de los chicos, que se concentraban como manchones en distintos sectores del Auditorio de la Paz a medida que ocupaban entusiasmados sus asientos. Por los pasillos desfilaban los abanderados de cada colegio con insignias argentinas pero también israelíes y armenias, mientras las autoridades educativas nacionales y porteñas los miraban sentadas juntas en las primeras filas. En el gran edificio de la comunidad budista japonesa compartían el mismo salón miembros de la Sociedad Hebraica Argentina y del Centro Islámico de la República Argentina. Ayer, el Centro Ana Frank Argentina celebró en el barrio de Belgrano su quinto aniversario en el país y el 85 natalicio de la autora del diario mientras se escondía de los nazis. En ese marco, se expusieron periódicos realizados por 37 escuelas públicas y privadas de todo el país, donde la historia de la joven de 13 años durante la Segunda Guerra Mundial funcionó como puntapié para concientizar sobre valores como la pluralidad, la inclusión y la memoria a través de un trabajo periodístico.

“Nosotros no queremos simplemente contar la historia de una pobre chica judía que fue perseguida y capturada en Holanda por los nazis. Lo que pretendemos es aportar una lectura ideológica y política. Rescatar la convicción en los valores de derechos humanos y diversidad que se desprenden para inspirar a los jóvenes a reflexionar sobre los peligros de la discriminación y la violencia”, comentó a Página/12 Héctor Shalom, director del Centro Ana Frank en el país.

En homenaje al nacimiento de Frank, junto a 37 escuelas públicas y privadas de Capital Federal, provincia de Buenos Aires, Entre Ríos y Córdoba, la institución presentó el proyecto “Ana escribió un diario, nosotros escribimos el nuestro”, en el que alumnos de 6º y 7º grado y de 1º año realizaron diarios que problematizan la democracia y su diversidad cultural, así como la joven escribió el suyo dando cuenta de sus padecimientos durante el nazismo.

Shalom señaló que, con la colaboración de sus docentes, “los chicos debieron hacer artículos periodísticos de acuerdo con las distintas secciones de los diarios, entrevistas, trabajos de investigación, incluso historietas. Fue muy interesante porque, para hacer el proyecto, leían en forma crítica textos y noticias sobre femicidio, racismo u homofobia”. Los diarios fueron presentados en el hall principal del templo. Más adelante, se seleccionarán dos artículos de cada uno para hacer una publicación general del trabajo de todas las escuelas juntas.

Al evento asistieron distintas autoridades nacionales, provinciales, porteñas y religiosas. El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, reflexionó que “Ana Frank, en medio de la guerra, nos transmitió los valores de la humanidad. Decírselo a los chicos es hacer que eso no muera. Por eso es importante mantener el extraordinario valor de la transmisión. Somos responsables de la memoria”.

“El sistema educativo no es neutro. La dimensión axiológica es esencial porque de nada sirve la excelencia académica si tenemos alumnos que no se preocupan por el otro. Queremos que lo académico y los valores vayan a la par”, agregó ante alumnos, docentes y familiares de los chicos.

Una resolución del Consejo Federal de Educación establece que, en conmemoración al natalicio de Frank, se incorpore el 12 de junio en todos los calendarios escolares del país como “Día de los adolescentes y jóvenes por la inclusión social y la convivencia contra toda forma de violencia y discriminación”. La impulsora de la medida, la diputada nacional por la provincia de Buenos Aires María Luisa Storani, sostuvo a este diario que el evento “es un impacto muy grande por la asistencia y la diversidad cultural y religiosa. Es el camino a la lucha por la inclusión, la justicia y la igualdad”.

“Es una emoción increíble porque los chicos se enganchan con un tema importante. Por lo que viví, me siento identificada e inspirada por Ana Frank. Siento que tengo la misión de inculcar a los jóvenes los valores de la memoria y la transmisión, para que no se olviden las atrocidades que hemos pasado”, indicó a Página/12 Sara Rus, madre de Plaza de Mayo y sobreviviente en Auschwitz.

El Centro Ana Frank y la cartera de Educación nacional presentaron, además, el minisitio web Ana Frank en el portal www.educ.ar, que presenta la historia de la joven y propuestas de convivencia contra toda forma de violencia y discriminación, con actividades para docentes y materiales ampliatorios del Inadi y de la Casa Ana Frank de Holanda.

“Los chicos trabajaron un montón con gran interés”, contó Shalom. “Somos críticos de los medios cuando muestran a los jóvenes vinculados con delito y la violencia. Este es un ejemplo de un proyecto creativo y solidario”, destacó.

Informe: Gonzalo Olaberría.

Compartir: 

Twitter
 

Héctor Shalom, director del Centro Ana Frank, que celebró cinco años en la Argentina.
Imagen: Bernardino Avila
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.