SOCIEDAD › LA AUTOPSIA NO PUDO DETERMINAR LA CAUSA DE LA MUERTE NI SI FUE VIOLADA

Melina, las dudas que siguen

La autopsia realizada a Melina Romero, la adolescente de 17 años hallada asesinada el martes pasado a la vera del río Reconquista, en José León Suárez, no pudo determinar la causa de su muerte debido al avanzado estado de descomposición del cuerpo, aunque sí se determinó que la joven presenta un fuerte golpe en el cráneo y otros en diferentes partes del cuerpo. Este dato confirma el testimonio de la testigo clave del caso, que dijo haber visto que a la chica la golpearon hasta matarla. Tampoco fue posible establecer si Melina fue víctima de un abuso sexual, por lo que se tomaron muestras con hisopos para estudios posteriores en laboratorio, en los que se buscará si hay presencia de semen. Según pudo saber este diario, la manta –de un material similar al cuero– en la que estaba envuelto el cadáver podría ser clave para la investigación: allí aparecieron rastros que podrían ser de semen y que ahora serán analizados.

También se secuestró la ropa que la chica tenía puesta al momento de su hallazgo (una remera y zapatillas) para someterla a los estudios pertinentes. En principio, no se evidenciaron signos de lucha en esas prendas.

Lo único que se pudo estimar con certeza es que el tiempo de muerte es compatible con el de la desaparición de la chica, el 24 de agosto pasado, tras concurrir a festejar su cumpleaños al boliche Chankanab, de San Martín, y que el cadáver no estuvo en contacto con el agua. Esto significa que la chica no fue arrojada a un curso de agua, pero sí que la transportaron a la zona donde fue hallada, un predio de la Ceamse cerca de José León Suárez, y estuvo en contacto con un lugar húmedo que le ocasionó grasa cadavérica, llamada adipocira. Esta es una sustancia grisácea blanda y jabonosa, producto de la descomposición de cadáveres sumergidos en agua o sepultados en terreno húmedo.

Durante los diez días anteriores al hallazgo, el cuerpo de Melina fue buscado en aguas del arroyo Morón, en Tres de Febrero. Finalmente, apareció en un terreno cercano a la Ceamse, en José León Suárez, a la vera del río Reconquista. Desde entonces la investigación trató de desentrañar si el cadáver había sido arrastrado hasta allí por el agua o si fue depositado en el lugar donde terminó siendo encontrado. La autopsia apunta a esta última opción. De todos modos, durante la búsqueda se encontró ropa presumiblemente de Melina en otros lugares. También es importante recordar que la testigo clave del caso, la que contó que vio cómo golpearon a la chica hasta matarla, había relatado que hubo un intento de arrojar el cuerpo al agua, pero como no se hundía, se le adosaron piedras. Los resultados de la autopsia parecen indicar que el plan del hundimiento efectivamente fracasó y que el cuerpo fue arrojado en otro lugar, donde finalmente fue hallado.

El examen sobre el cuerpo se extendió cerca de ocho horas en la morgue judicial de Lomas de Zamora e intervinieron médicos de todos los departamentos judiciales de la provincia de Buenos Aires, aunque el trabajo de los expertos fue complicado por el estado del cadáver.

Ante este panorama, la causa de la muerte de Melina y si fue víctima de un abuso, se podrá establecer únicamente con estudios posteriores de laboratorio.

Marcelo Biondi, abogado de la familia Romero, explicó que “la data de muerte es conteste con el día que desaparece Melina, y tiene traumatismos en la zona del cráneo y en otros lugares del cuerpo”, por lo que, si bien hay que esperar los peritajes complementarios, “es muy probable que sea la causal” del crimen.

Al respecto, recordó que la principal testigo del caso declaró que Melina fue pateada en distintas partes del cuerpo por varios jóvenes, cuando participaba de una supuesta “fiesta” de drogas y alcohol. El letrado también dijo que no fue posible hallar lesiones compatibles con abuso sexual, por lo que el viernes próximo se realizarán los estudios complementarios para establecer los hechos.

Por su parte, Nelson Caivano, defensor de Elías Fernández (18), alias Narigón, uno de los detenidos por el caso, consideró que “se hizo una pericia con mucho rigor científico” y explicó que “se sacaron muestras de la piel, cabellos y uñas” y que el cuerpo “estaba rodeado de una manta, símil cuero”.

Agregó que se tomaron de ella “rastros de barro, tierra y pequeñas hojas, para ver de dónde provienen”.

Caivano y otro de los defensores, Jorge Novarese, que asiste al adolescente de 16 años detenido por el caso, concurrieron a la morgue al igual que los fiscales que intervienen en la causa, María Fernanda Billone y Mateo Guidone, y sus ayudantes. En total, hubo 21 personas presentes en la operación de autopsia.

El hecho ocurrió cuando Melina fue a festejar su cumpleaños número 17 al boliche Chankanab, para el que trabajaba de manera informal como promotora o “tarjetera”. Según las cámaras de seguridad del local, la chica llegó al lugar el sábado 23 de agosto a las 23.24 y se retiró junto a cuatro hombres a las 6.46 del domingo 24. Hasta el momento, la causa tiene cuatro detenidos: el chico de 16 años; Elías Fernández (18); Joel Fernández (20), alias Chavo o Chavito; y Javier Rodríguez (44), apodado El Pelado. Los cuatro detenidos están acusados del delito de “homicidio calificado”.

Compartir: 

Twitter
 

María Fernanda Billone, una de los fiscales, al entrar a la morgue.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.