SOCIEDAD › OPINION

Carrillo, Ferrara, Spaccavento, un modelo de salud pública

 Por Pedro Cazes Camarero *

La reciente intervención del Hospital Posadas desencadenó un aluvión de declaraciones y artículos de la prensa hegemónica. El presidente del Consejo de Administración, Dr. Donato Spaccavento, designado nueve meses antes por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a fin de poner definitivamente en pie al enorme nosocomio, emblemático de la salud pública argentina, recibió el grueso de tales embates. De nada sirvió el prestigio acumulado por el compañero en décadas de desinteresados servicios. A fin de conferirle credibilidad a su ofensiva contra Donato, el conglomerado mediático de Clarín y La Nación convocó a representantes de ciertas corrientes de “trabajadores de la salud”, conocidas por ser hipercríticas de su gestión.

Los problemas acumulados durante las últimas décadas en la salud pública argentina, debidos a la aplicación de políticas neoliberales, se concentran en el Hospital Posadas y no resultan fáciles de corregir en un lapso breve. La infraestructura edilicia y los recursos físicos desmantelados se conjugan con el caos organizativo y el deterioro del sentido subjetivo de responsabilidad de los trabajadores de la salud como agentes del Estado. Para no hablar de la plétora de modalidades precarias de contratación, con sus consecuencias deletéreas sobre los salarios y sobre la moral de nuestros compañeros.

Algunos de quienes se vieron beneficiados por tal situación y enmudecieron durante los años oscuros, hoy vociferan contra Donato y el equipo que acometió la tarea de recuperar al Hospital Posadas de su decadencia: en unos pocos meses se llamó a concurso para regularizar la situación de los precarizados, se incorporaron nuevos profesionales y técnicos, se reorganizó el funcionamiento de los servicios, y se colocó el bien de los pacientes como valor fundamental de los trabajadores públicos. Este dramático proceso de cambio provocó la ira de quienes se veían beneficiados por la antigua debacle.

Ni una línea fue publicada para describir el favorable vuelco sufrido por el Hospital Posadas durante la breve gestión encabezada por el compañero Spaccavento. Nadie consultó la opinión de los pacientes ni de los trabajadores; se llamó simplemente a denostar, a quienes de antemano se conocía su opinión negativa. Fue silenciada la abrumadora mayoría conformada por los beneficiarios de los cambios (en esta dirección electrónica puede constatarse la veracidad de nuestras observaciones: https://prezi.com/g3wzq3jhfcmj/hospitalposadashistoriareciente/).

Es preciso enfrentar un modelo de salud pública que todavía subsiste y es defendido por mercenarios disfrazados de trabajadores. Enarbolemos un proyecto donde la salud, como un derecho y no una mercancía, se mire en el espejo de los ideales defendidos antaño por Ramón Carrillo y Floreal Ferrara y en la actualidad por el compañero Donato Spaccavento.

* Farmacéutico, magister scientiae, jefe de la Sección Laboratorio del Servicio de Farmacia del Hospital Nacional Profesor Alejandro Posadas.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared