SOCIEDAD › EL EJEMPLAR DEJó DE SER VISTO EN AGUAS DE LA ZONA DEL PUERTO PORTEñO

La ballena, con rumbo incierto

En la madrugada de ayer fue vista por última vez, en la zona de cargas del puerto porteño. Había entrado a Puerto Madero el lunes pasado. Los expertos tienen la esperanza de que haya podido llegar a aguas abiertas. De todos modos, alertaron a las embarcaciones.

El grupo de especialistas que permaneció durante los últimos días en aguas del puerto de Buenos Aires perdió ayer a la madrugada todo contacto visual con la ballena que apareció el lunes en Puerto Madero. Los expertos pidieron a los tripulantes de todas las embarcaciones que crucen el Río de la Plata permanecer atentos ante la posibilidad de que el cetáceo se encuentre en alguno de los canales de navegación. Desde la Secretaría de Ambiente de Nación expresaron que “hay esperanzas de que aprovechando la marea baja, la ballena haya logrado salir hacia aguas abiertas y retomado su camino original”.

“A las 4.20 de hoy (por ayer) el grupo de especialistas integrado por personal de la Secretaría de Ambiente y de la Fundación Cethus perdió contacto visual con la ballena. Primero había estado en aguas de Puerto Madero, luego en Dársena Norte frente a Buquebús y después en la zona de carga del puerto de Buenos Aires, donde se la vio por última vez”, dijo una vocera de la Secretaría.

El martes, “cuando se intentaba encauzarla hacia aguas profundas, una sudestada impidió desplazarse al animal, entonces se aguardó a que llegara la bajante, lo que permitiría que ella misma se ubicara en el canal de navegación. Los especialistas aguardaban en esa zona, hasta que se perdió el contacto visual”, agregó.

Durante la mañana, “un guardacostas de la Prefectura, dos gomones y dos motos de agua rastrillaron las aguas del sector Cargas del puerto y continuaron con el operativo pero no hubo contacto” en todo el día.

Ante esta situación, las autoridades definieron avisar “a todas las embarcaciones que se encuentran navegando por el Río de la Plata para que alerten sobre el avistaje del animal”.

La vocera adelantó que “la ballena podría estar río adentro, podría estar yendo hacia el mar, como todos esperamos” pero “hay que recordar que está muy débil porque lleva varios días sin alimentarse”.

Según contó a Página/12 Nadia Boscanol, integrante del grupo de recursos acuáticos de la Secretaría de Ambiente de Nación, que participó desde el primer avistaje de la ballena en el operativo, “durante todo del día no hubo novedades ni avistajes, por lo que se espera que la ballena haya salido”. La especialista manifestó que “el momento en que se perdió el contacto visual coincidió con la baja de marea y el descenso del viento sudeste, por lo que hay una ligera esperanza de que haya logrado salir bien”, contó la especialista a este diario.

El animal, un ejemplar de ballena jorobada de entre uno y dos años que mide aproximadamente seis metros de largo, está débil y lastimado en la piel. Además, según los especialistas, presenta un avanzado estado de desnutrición porque se trata de un cetáceo de agua salada que no puede alimentarse con lo que hay en el río.

Según Boscanol, la inesperada llegada de esta ballena a Puerto Madero se dio porque el espécimen “venía en migración de la zona antártica, donde estos animales se alimentan durante el verano. Probablemente se dirigían al norte de Brasil, precisamente al archipiélago de Abrolhos, que es donde se reproducen”, amplió la especialista.

“Aparentemente, en este trayecto el animal se perdió. Probablemente venía con su madre porque es un ejemplar de uno o dos años. Es una ballena que posiblemente no venía en buenas condiciones y por ello no pudo seguir el ritmo del grupo”, amplió la representante de la Secretaría de Ambiente.

Según la experta, “hay una posibilidad de que el animal esté desnutrido por la ausencia de krill en la zona antártica. Esto podría atribuirse al cambio climático o al exceso de pesca en la zona”, manifestó.

La especialista comentó que “es un individuo sólo y débil, no le va a resultar fácil sobrevivir. Ya hubo un caso similar en Uruguay, en el que una ballena apareció en el río. Esa vez el animal apareció muerto en la isla Martín García, esperamos que este ejemplar no sufra el mismo destino”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

El lunes pasado, la ballena jorobada provocó sorpresa al entrar a Puerto Madero.
Imagen: José Casal
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.